El informe preliminar del ejército de Israel señala que el ataque que acabó con la vida de los 7 cooperantes habría sido provocado por “una identificación errónea”. El ataque se perpetuo a través de drones, que llegaron a disparar con munición de máxima precisión hasta 3 veces contra el convoy humanitario de World Central Kitchen (WCK).

“Quiero ser muy claro: el ataque no se llevó a cabo con la intención de dañar a los trabajadores humanitarios de WCK. Fue un fallo por una identificación errónea: de noche, durante una guerra, en condiciones muy complejas. No debería haber sucedido” ha explicado Herzi Halevi, jefe del Estado Mayor del Ejército israelí.

El ejército ha culpado a los mandos bajos de esta acción, además de comprometerse a llevar a cabo una investigación exhaustiva en un intento de calmar la presión internacional. Personalidades como Rishi Sunak o Josep Borrell ya han pedido responsabilidades a Netanyahu.

Sánchez considera que las explicaciones “son insuficientes”

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, también se ha querido pronunciar sobre las explicaciones del ejército israelí. Las ha calificado de “insuficientes“, remarcando que el gobierno israelí conocía “la acción y el itinerario” del WCK.

Durante una rueda de prensa en Doha, Sánchez ha vuelto a mostrar su intención de reconocer a Palestina como Estado “lo antes posible”, así como “apoyar el ingreso de Palestina como miembro de Pleno derecho en Naciones Unidas”.

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la actualidad de antena3noticias.com