En otro momento quizá habría sonado estridente la frase clave del mensaje que el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) dejó en redes sociales a primera hora de la mañana del pasado 11 de marzo: “Si queremos estar preparados para combatir en Europa del Este…”. Pero en este inicio de año de creciente tensión en Europa la frase encaja. Es una constatación de hacia dónde miran las Fuerzas Armadas, al tiempo que España lidera un battlegroup (brigada) de la OTAN en Eslovaquia y toma parte en unas gigantescas maniobras de la Alianza Atlántica en un hipotético frente de Europa Oriental.