Quique Sánchez Flores, entrenador del Sevilla, desveló este sábado en rueda de prensa que un sector de la grada del Coliseum le llamó “gitano” como insulto racista y despectivo y dijo que la actuación de esos aficionados fue “aberrante“.