“Dicho de una persona o de una cosa de la que no se puede prescindir”. “Necesario, obligatorio”. Son solo un par de definiciones que corresponden al término ‘imprescindible’ que, ojo, no conviene usarlo a la ligera. En el Valencia CF, por ejemplo, imprescindibles hay muchos, pero no todos. Peter Lim por supuesto no lo es y sus trabajadores en la ciudad, tampoco. Sí lo es Rubén Baraja, por lo menos en la actualidad. También sus ‘nanos’, sobre todo ellos. Los Cristhian Mosquera, Javi Guerra, Diego López, Fran Pérez y compañía, que crecen bajo el brazo de los Gayà, Guillamón o Jaume, son los que sostienen la bandera de un transatlántico europeo que últimamente atraviesa sus horas más bajas. Valentía, polivalencia, futuro… todo eso y mucho más son los chavales.