Político

Armengol ve “positivo” que Feijóo quiera ahora una “solución política” para el conflicto catalán

Siempre desde la posición de prudencia que le debe a su cargo como presidente del Congreso, Francina Armengol ha mostrado su “sorpresa” por las informaciones sobre que el PP de Alberto Núñez Feijóo estudió durante 24 horas la posibilidad de concedera una amnistía, como les exigió Junts, y que si se abrió a indultar a Carles Puigdemont si se entregaba a la justicia española. Más allá de esa sorpresa inicial, Armengol ve “positivo” que el PP haya entendido que el conflicto territorial en Catalunya se debe arreglar desde la política.

“El conflicto territorial en Catalunya es un conflicto político y que se arregla desde la política y que hay que buscar las fórmulas y las soluciones desde la política. Esa posición, al final, es la que está expresando ahora”, ha dicho Armengol, en referencia al líder del PP. En un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum, la presidenta del Congreso ha admitido su “sorpresa” porque las informaciones sobre que el PP está dispuesto a conceder el indulto a Puigdemont si se dan las “condiciones” no es lo que los conservadores venían diciendo en el Congreso.

Armengol no se ha quedado ahí. También ha apuntado a las amenzadas veladas que lanzó el propio expresident de la Generalitat sobre airear las conversaciones que tuvo con los conservadores en verano de cara a la investidura de Feijóo. “Si teme que se diga algo es porque hay algo que ha hecho que no puede explicar“, ha señalado la presidenta, en alusión a Feijóo.

La amnistía y el Congreso

A preguntas de los periodistas, la presidenta del Congreso también se ha pronunciado sobre la tramitación de la proposición de ley de amnistía. Sobre todo, de la estrategia que está aplicando el PP en el Senado, donde prevén frenar la norma lo máximo posible. “Me parecería un error gravísimo que el senado se utilice para hacer contrapeso”, ha dicho, sin llegar a asegurar que esto esté ocurriendo. Y, a renglón seguido, ha apuntado que la Cámara Alta no debería servir para “poner trabas al trabajo del Gobierno o del Congreso de los Diputados”.

También hilado con la amnistía, Armengol ha sido cuestionada por los insultos que la portavoz de Junts, Miriam Nogueras, ha lanzado contra varios jueces. “Los insultos, las agresiones a mí me parece que no son adecuadas“, ha sostenido antes de recordar que ella reclama moderación a todas las formaciones casi semanalmente. Aun así, ha dicho que el debate no es tanto si se retiran estas palabras o no del diario de sesiones, sino si ese es el “ejemplo” que los políticos están dispuestos a dar a la ciudadanía.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button