Político

El primer beso entre Inés y Emilio o el reencuentro de Íñigo con su padre en lo nuevo de ‘La Moderna’

Doña Carla aconseja a Íñigo que recupere el tiempo perdido con su padre. Y todo ello pese a la incomunicación que se produce entre los dos. Al menos, eso sí, le contará recuerdos que guarda de sus estancias en Almería. Mientras tanto, en los otros vértices del triángulo se encuentran la propia Carla, quien azuza a Aguirre para que dé con el paradero de Jacobo; y a Matilde le entran dudas sobre si será capaz o no de compaginar sus estudios nocturnos con el trabajo en el Salón de té. A su vez, Teresa se acaba enterando de que Pablo es el hermano de Matilde, y que tanto ella como Pietro, se lo habían ocultado. Antonia en cambio termina haciendo caso al consejo del pastelero de hablar con don Fermín, para que el dueño del local le intente renegociar la deuda económica que mantiene con el banco.

Capítulo 98, martes 13 de febrero

Al final Aguirre termina convenciendo a don Fermín para que acuda a la comida con los otros empresarios. Y no es para menos, ya que el exmilitar apareció para socorrer de un intento de atraco al dueño de La Moderna. A su vez, doña Carla recibirá la noticia de Íñigo de que tiene intención de dejar que su padre se quede con él en Madrid. Y en Madrid, pero no tal vez estudiando, estará una Matilde que verá cómo sus planes de estudios confrontan con la organización del trabajo en el Salón de té. En el propio salón, el día de hoy será el primero para su hermano Pablo, y la confianza entre Trini y Teresa lleva a que la dependienta se entere del gusto por el baile que tiene su encargada. Y tendremos por fin una alegría en casa de Antonia, puesto que la veterana dependienta ha conseguido solventar sus problemas con la banca, y animada por ello, le sugiere a Marta que vaya un día de visita por La Moderna.

Capítulo 99, miércoles 14 de febrero

La relación entre Pascual e Íñigo continúa poco a poco afianzándose, pese a los problemas de amnesia que sufre su padre. El dueño del Madrid Cabaret le cuenta a Pascual sus sentimientos hacia Matilde. Y Matilde anda metida en sus estudios, ya que al final Teresa ha conseguido mover los turnos para que a ella le puedan cuadrar las horas. Y, además, Íñigo se empeñará en presentarle a su padre. Si los polos opuestos se atraen, desde luego que es una teoría que cobra fundamento al ver la nueva relación de cercanía que mantienen Aguirre y don Fermín, principalmente a causa de las cartas. En otra punta de la ciudad de Madrid, la corrala tendrá los acercamientos un tanto irrespetuosos de don Cecilio con Marta, algo que ella no se tomará bien. En este taller nada bueno aguarda, pues Luisa se muestra recelosa con la otra clienta, Josefa. A su vez, su hermano Pablo confirma que se marcha a Jerez a trabajar en una fábrica de motos.

Capítulo 100, jueves 15 de febrero

Íñigo mantiene algunas dudas acerca de si su padre le está diciendo la verdad o no, entre otras cosas, porque le termina pillando en un renuncio. Mientras, Matilde repara en la extraña relación que mantienen actualmente Aguirre y don Fermín. Pero hay hueco para cosas más raras, puesto que Cañete le confirma a Elías que tiene intención de apuntarse a clases de baile. Para sorpresa del jefe de camareros, en la academia se encontrará con… Teresa. Pero para más sorpresa si cabe, ¡ambos bailan juntos y no hacen una mala pareja! En estos momentos también Luisa se mostrará dolida y enfadada con Josefa, a causa del robo del figurín que ella le perpetró; y Laurita tiene ideas frescas para captar a nuevos clientes para La Moderna. Finalmente, Pablo se despedirá de su familia y pondrá rumbo a Jerez a trabajar en una fábrica de motos.

Capítulo 101, viernes 16 de febrero

Te puede interesar

Pascual, el padre de Íñigo, le termina revelando a su hijo la verdad sobre su situación: no padece amnesia. No conforme con ello, rehízo su vida con otra familia. Frente a tal mazazo, Íñigo decide poner tierra de por medio con su padre y alejarse de él por un tiempo. Es evidente que necesita reflexionar sobre esta nueva situación que se le plantea. Esta dura impresión no es la única que habrá, al descubrir que el cadáver que Marta había reconocido no es el de su tío Higinio. Inés deberá seguir acogiéndose a aquello de “los amores reñidos son los más queridos”, puesto que andará desconsolada por haber visto besándose a Emilio y Luisa, quienes prosiguen haciendo planes de futuro juntos. Mientras tanto, Cañete reconocerá que Teresa gana en las distancias cortas, al tiempo que la encargada está molesta con Trini por haberla dejado sola en la clase de baile. Lo que no sabe el bueno de Cañete es que según le cuenta Trini a Miguel, Teresa no le corresponde.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button