Político

La pasión se desata en el otro escenario del Benidorm Fest

Bailando sin parar o emoción hasta las lágrimas. Los eurofans que han seguido la gran final del Benidorm Fest desde el tecnohito, en la plaza de la Hispanidad del municipio, lo han dado todo en una noche llena de pasión por sus candidatos preferidos. Una gran pantalla ha permitido que el público que desafiaba al frío con mucho baile no perdiera detalle de cada actuación de los ocho finalistas que se jugaban ser el próximo representante de España en Eurovisión. La euforia se ha desatado cuando se han dado los últimos puntos: Nebulossa irá a Malmö.

Como ocurre con la cita eurovisiva cada año, la final del certamen que se celebra en el municipio concentra a un gran número de personas que se juntan con amigos o familia para no perder detalle. En la capital turística hay un lugar en el que se pueden encontrar a todos esos seguidores que no han podido ver la final desde el Palau d’Esports l’Illa de Benidorm al no tener entrada. El tecnohito es el otro escenario perfecto.

De Madrid, de Valencia, de Alicante, de la Vila Joiosa o de Dénia. Los asistentes a esta gran fiesta de la final se han desplazado estos días a la capital turística solo para vivir el ambiente que se vive con el Benidorm Fest: “No teníamos entrada pero nos ha dado igual, aquí hay el mismo ambiente”, afirma un joven junto a un grupo de amigos que se declaran eurofans “hasta la médula”.

Fiesta y baile sin parar

Bajo las luces circulares de la plaza de la Hispanidad y ante una pantalla gigante, el público se ha emocionado con María Peláe y el sonido de Remitente y con las notas del bolero de Dos extraños de St Pedro. Tras ese sentir, la salida de Angy al escenario con Sé quién soy ha desatado la primera locura. La coreografía y la letra de Caliente, de Jorge Fernández, fue reproducida por algunos de los asistentes mientras otros bailaban sin parar. Fue de los más coreados.

Con Nebulossa y su Zorra la plaza se vino arriba: “Estoy en un buen momento”, coreaban muchos de los asistentes al unísono. Sofía Coll con Here to stay ha desatado pasiones y también lanzado al baile a más de uno. Con Miss Caffeina y su Bla, bla, bla, no se han dejado de mover las manos como lo hacen los intérpretes. Para terminar, Almácor con Brillos Platino acabó de rematar el ambiente festivo como si ya se tratara de la final de Eurovisión.

Locura con Zorra

Llegó el momento de las votaciones. Los aplausos llegaron cuando el jurado otorgó sus votos a algunos de los participantes, aunque las menores puntuaciones no gustaron mucho a los presentes en el tecnohito, sí que aplaudieron el empate entre St Pedro y Nebulossa. El voto del público mantuvo la tensión hasta el último momento y se hizo el silencio antes de escuchar los últimos puntos. Al oír la palabra Nebulossa, se desató una auténtica locura.

Tras alegrías y disgustos de parte del público porque no ha ganado su favorito, la música volvió a sonar para despedir una nueva edición del Benidorm Fest y mucho no duraron en seguir bailando. Ahora a esperar que llegue Eurovisión.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button