Madrid


22/08/2023 a las 08:06

CEST


El hijo pequeño del expresidente catalán rechaza la pretensión de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado de que el juez Santiago Pedraz vuelva a investigar sus cuentas

“La antigüedad de los fondos andorranos y su inequívoca prescripción tributaria y la regularización llevada a término por Oleguer Pujol Ferrusola el 23 de noviembre de 2012 impiden la continuidad de esta pieza separada por razón de delito fiscal en su condición de contribuyente”, especifica en un recurso el abogado Cristóbal Martell, que ejerce la defensa del pequeño de los hijos del expresidente catalán Jordi Pujol i Soley y Marta Ferrusola.

En el escrito, el letrado rechaza la pretensión de la Fiscalía Anticorrupción y de la Abogacía del Estado de que el juez Santiago Pedraz reconsidere su decisión de archivar la causa contra su cliente en la Audiencia Nacional, tal y como adelantó El Periódico de España, del grupo Prensa Ibérica.

El documento, fechado el 28 de julio, remarca que el benjamín del expresidente catalán legalizó su situación tributaria antes de ser investigado. “Significamos que Oleguer Pujol Ferrusola adquirió condición jurídica de imputado el 10 de octubre de 2014“, dos años después de acogerse a la amnistía fiscal promovida por el exministro del PP Cristóbal Montoro.

“Prescripción catedralicia”

En cuanto a los fondos descubiertos en Andorra a Oleguer Pujol Ferrusola, que no fueron incluidos en la regularización fiscal, la defensa defiende que estaban “fiscalmente prescritos”, por lo que no tenían que ser tenidos en cuenta en la amnistía. En este sentido, recuerdan que la documentación que obra en el sumario especifica que el último ingreso en la cuenta andorrana del hijo de Pujol i Soley se produjo en septiembre de 2004.

“Su prescripción es catedralicia. Tanto penal como administrativa en tanto no fue imputado hasta octubre de 2014 e iniciado inspección hasta diciembre del 2013″, destaca el letrado.

La defensa de Oleguer Pujol rechaza también, en contraposición a los recursos presentados por la Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía del Estado, que el juez esté a la espera de que la Agencia Tributaria le entregue un informe sobre las cuentas de su cliente: “No existe ninguna referencia a acordarse la emisión de un informe definitivo por parte de Hacienda. Han transcurrido más de cuatro años sin que tal análisis y valoración […] haya producido un informe adicional por la Agencia Tributaria o por la Abogacía del Estado”, lamenta Martell.

“Irrelevancia penal”

Además, el abogado defensor pone de manifiesto en su recurso que las causas contra el resto de investigados ya fueron cerradas, lo que demostraría, según dice, “la irrelevancia penal” de los hechos que se atribuyen a Oleguer Pujol.

Finalmente, en relación a la transferencia de 174.195 euros que Oleguer Pujol realizó desde Andorra a la empresa Drago Real Estate Partners, su letrado considera que tampoco puede ser objeto de acusación, y por tanto debe archivarse, pues estos hechos ya están incluidos en la pieza principal del caso Pujol.

“La perfecta y precisa trazabilidad conduce a la falta de relevancia penal por blanqueo de capitales al faltar el necesario elemento de enmascaramiento u ocultación, mas en todo caso insistimos que esa corriente monetaria de 174.195 euros forma parte del sustrato fáctico acusatorio de la pieza principal y allí es objeto de acusación por blanqueo”, concluye el letrado.