Los mosquitos en España están evolucionando y cambiando con las estaciones, convirtiéndose en una molestia mucho antes de que comience el verano.

Este año, los insectos se vieron desde enero. Los voluntarios de Mosquito Alert informaron avistamientos en Barcelona desde el primer día del año.

Y luego no desaparecieron, al menos no completamente. “Durante este invierno, los usuarios ocasionalmente informaron algunos mosquitos a través de nuestro sistema de alerta, lo cual coincidió con informes de otras fuentes”, dijo Roger Eritja, jefe de entomología y validación de datos en Mosquito Alert.

“Esto fue inusual para Cataluña, porque los mosquitos deben hibernar aquí”, dijo el experto. Las temperaturas inusualmente altas hicieron que los mosquitos permanecieran después del final del otoño.

Esto ha generado conversación sobre el ciclo de vida del mosquito y si la gente tendrá que esperarlos durante todo el año.

Durante los meses más fríos, las especies habituales de mosquitos en el continente hibernan, adoptando “una fase de resistencia”, según el entomólogo Rubén Bueno. “Esto está cambiando y están activos, incluso picando, en algunas regiones casi los 12 meses del año”, dijo.

Bueno también señaló que la “tropicalización” de parte de la geografía hace que España sea un lugar mucho más acogedor para los mosquitos.

Mosquito tigre

A diferencia del mosquito habitual, el mosquito tigre no necesita una gran cantidad de agua para prosperar. Sus larvas pueden sobrevivir en “pequeñas acumulaciones de agua”.

La aparición del mosquito tigre no solo es preocupante debido a que cualquier alteración de la biodiversidad de un lugar específico por especies invasoras es preocupante, sino también debido a las implicaciones para la salud. El mosquito es un posible vector de varios virus, como el virus del Nilo Occidental.