La criptobolsa Coinbase ha conseguido una licencia para operar en Canadá y ofrecer servicios con criptomonedas en el país norteamericano.

Según ha informado un portavoz de la compañía a ‘CNBC’, los Administradores de Valores Canadienses (CSA, por sus siglas en inglés), organización que agrupa a los reguladores de valores provinciales y territoriales de Canadá, han autorizado a la empresa a operar de forma legal en el país. La empresa afirma que es la primera criptobolsa internacional que recibe el registro de distribuidor restringido en Canadá.

“Es algo en lo que hemos estado trabajando durante casi tres años aquí en Canadá, y más específicamente con la Comisión de Valores de Ontario en los últimos 12 meses. Hemos estado trabajando diligentemente con nuestros reguladores durante el último año en la construcción de una plataforma compatible en Canadá para llevar a los canadienses”, ha explicado Lucas Matheson, director nacional de Coinbase para Canadá.

Matheson también destacó que el entorno regulatorio en Canadá ha sido más complaciente con las plataformas de criptomonedas que Estados Unidos. Cabe recordar que Coinbase se encuentra en una disputa legal con la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) y ha reforzado su apuesta por la expansión internacional ante el enfoque restrictivo por el que ha optado el regulador estadounidense en el país.

De hecho, en 2023 Coinbase eligió Irlanda como su principal base regulatoria en la Unión Europea, buscando aprovechar las nuevas normas sobre criptomonedas en la UE. La empresa también ha recibido autorizaciones individuales en Francia, España, Singapur, Italia, Irlanda y los Países Bajos.

GRAN OPORTUNIDAD DE MERCADO

El año pasado, Canadá introdujo nuevas directrices para las criptobolsas que limitan la cantidad que determinados inversores pueden invertir en estos activos criptográficos, además de introducir registros obligatorios para las compañías del sector. Los cambios políticos llevaron a Binance, la mayor bolsa de criptomonedas del mundo por volumen de operaciones, a abandonar su actividad en el país afirmando que “ya no era sostenible” operar allí.

No es el caso de Coinbase. La compañía que dirige Brian Armstrong ha subrayado que Canadá representa una “gran oportunidad de mercado” para la empresa. Según Matheson, la población tiene un “alto nivel educativo, conocedora de la tecnología y que entiende la economía digital”; de hecho, Canadá lanzó el primer fondo cotizado (ETF, por sus siglas en inglés) de bitcoin (BTC) al contado a escala mundial tres años antes de que EEUU hiciera lo propio a comienzos de este 2024.

La compañía tiene un centro tecnológico en Canadá con casi 200 empleados locales a tiempo completo, según informa ‘CNBC’. “Tenemos una marca fuerte aquí en Canadá como una empresa que cotiza en bolsa, como una empresa que está comprometida con el cumplimiento, y el registro más ampliamente en el mundo. Creo que Coinbase ha creado una sólida base de clientes que confían en nuestra plataforma y en la misión de Coinbase”, ha sentenciado Matheson.