Las reservas de agua son escasas y pese a las últimas lluvias generalizadas no se puede instalar la sensación de que el escenario ya no es de extrema gravedad“, ha advertido la portavoz del Govern, Patrícia Plaja. Con este mensaje, ha pretendido dejar claro que la crisis hídrica continúa. No obstante, los 20 hectómetros cúbicos de agua recogidos por los embalses de los ríos Ter y Llobregat servirán para evitar nuevas restricciones en los próximos veces.