Proyectarse como el partido anti-referéndum, el del constitucionalismo “sin trampa ni cartón” que no hace concesiones a los independentistas. Este es el mensaje que exprime el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, para que los populares alcen el vuelo con Alejandro Fernández en Catalunya, una contienda en la que el principal objetivo será el PSC como representante de Pedro Sánchez. El espantajo que agita está claro: si los socialistas han concedido la amnistía, ¿quién garantizar que no hagan lo mismo con una votación sobre la independencia? “Somos la alternativa ante el proyecto compartido entre Junts, ERC y el PSC”, ha proclamado Feijóo, que ha puesto el partido de Salvador Illa en el mismo saco que el de Carles Puigdemont y Pere Aragonès.