El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles en Doha (Catar) que España apoyará el ingreso de Palestina como miembro de pleno derecho en la ONU. Así lo ha anunciado el líder del Ejecutivo en su última parada de la gira que está realizando por Oriente Próximo. 

“Vamos a apoyar el ingreso de Palestina como miembro de pleno derecho de Naciones Unidas”, ha asegurado Sánchez, subrayando que es “hora de pasar de las palabras a los hechos” para intentar frenar la guerra en Gaza. 

El anuncio del presidente tiene lugar un día después de que Palestina solicitase formalmente a la ONU ingresar como miembro de pleno derecho y pidiese hacerlo este mes de abril. Desde 2012 Palestina tiene estatus de Estado observador no miembro.

[Sánchez compensará su apoyo a Palestina pidiendo a Arabia Saudí que reconozca a Israel]

Esta posición española se complementa con el anuncio de Sánchez de que España quiere reconocer a Palestina como Estado antes de que finalice este año. Lo que el Ejecutivo aún no ha aclarado es si lo hará a través de una declaración que parta del Consejo de Ministros o si lo hará a través del Congreso de los Diputados. Tampoco se conoce todavía la fecha prevista para ello. 

Ese paso diplomático ha sido uno de los empeños de Pedro Sánchez desde que estalló la guerra, tras el ataque terrorista de Hamás contra Israel el pasado mes de octubre. Anunció en el Congreso que lo impulsaría en esta legislatura y la hace dos semanas rubricó el propósito junto a Malta, Eslovenia e Irlanda en la última cumbre europea.

“Me he comprometido a que mi país dé este paso y lo de lo antes posible, cuando las circunstancias sean las adecuadas y de una forma que esta decisión tenga el impacto más profundo posible en el proceso conjunto para alcanzar la paz en Gaza”, ha recordado durante la rueda de prensa de este miércoles, que ha celebrado junto al ministro de Exteriores de Catar. 

Sánchez también ha pedido celebrar una conferencia internacional de paz y ha reclamado la unificación de Gaza y Cisjordania, incluyendo Jerusalén Este, “bajo una autoridad palestina revitalizada”. 

[Moncloa quiere aprobar el reconocimiento del Estado palestino en el Congreso antes de fin de año]

El presidente ha aprovechado su visita para, también, pedir a los países árabes que reconozcan el Estado de Israel. Así se lo trasladó este martes al príncipe heredero saudí Mohamed bin Salmán, ya que Arabia Saudí no reconoce Israel, y lo ha recordado este miércoles en la rueda de prensa.

“Israel y Palestina van a necesitar mucho apoyo y acompañamiento internacional y desde España estaremos con ellos”, ha dicho. El Gobierno español considera que la solución de los dos Estados es la única forma de avanzar hacia la paz y, para ello, es necesario que los árabes también reconozcan a Israel. 

Ataque a World Central Kitchen

El presidente del Gobierno también ha hecho referencia al ataque por parte de Israel que acabó con la vida de siete cooperantes de la ONG Wold Central Kitchen, del chef español José Andrés, el pasado lunes en Gaza.

Para Sánchez, las explicaciones que ha dado el Gobierno de Benjamín Netanyahu han sido “insuficientes” y pide que clarifique un hecho que ha calificado de “inaceptable”. 

El informe preliminar que ha publicado el Ejército israelí asegura que el ataque se ha debido a una “identificación errónea” y asegura que “no hubo intención de dañar a los trabajadores humanitarios”.

“Nos parecen insuficientes las declaraciones que ha hecho el Gobierno de Netanyahu sobre lo sucedido”, ha dicho Sánchez. “Estamos esperando una aclaración más pormenorizada y detallada de las causas del bombardeo, teniendo en cuenta que el Gobierno israelí sabía de la acción y el itinerario de esta ONG“, ha añadido. 

“Esperamos una declaración más detallada y, a partir de ahí, veremos qué acciones tomamos”, ha apuntalado Sánchez. 

Este ataque también ha conllevado un reproche por parte del presidente de Estados Unidos, Joe Biden. El mandatario lanzó un comunicado en el que aseguró que se encontraba “indignado” y acusó a Israel de no estar haciendo lo suficiente para proteger a las ONG que trabajan en el terreno. “No se trata de un incidente aislado”, censuró.