Albanese cree que Israel pretende provocar la retirada de las ONG para que los palestinos “sigan muriendo de hambre en silencio”

La relatora especial de la ONU para Palestina, Francesca Albanese, ha asegurado este martes que el Ejército de Israel ha matado “intencionadamente” a siete cooperantes de la ONG World Central Kitchen (WCK) en la Franja de Gaza para provocar que las organizaciones humanitarias se retiren y los palestinos sigan pasando hambre.

“Conociendo cómo opera Israel, mi evaluación es que las fuerzas israelíes mataron intencionalmente a los trabajadores de WCK para que los donantes se retiraran y los civiles en Gaza puedan seguir muriendo de hambre en silencio”, ha publicado Albanese en su cuenta de la red social X, antes Twitter.

Tras ello, ha aseverado que Israel “sabe que los países occidentales y la mayoría de los países árabes no moverán un dedo por los palestinos”.

El Ejército israelí atacó el lunes por la noche el vehículo de un equipo de la ONG en la zona de Deir al Balá, en el centro de la Franja de Gaza. Los fallecidos tenían nacionalidad británica, polaca, australiana, palestina y estadounidense-canadiense. WCK ha paralizado sus operaciones en el enclave tras el ataque.

Los trabajadores de WCK se encontraban en el enclave palestino en plena misión humanitaria, en colaboración con la ONG Open Arms, para establecer un corredor humanitario marítimo entre Chipre y Gaza y sortear así las enormes trabas impuestas por Israel para la entrega de ayuda por vía terrestre.