Marco Sansavini toma el relevo de Fernando Candela como presidente de Iberia y ha anunciado el nuevo Comité de Dirección de Iberia, con algunos cambios respecto del anterior, para afrontar los próximos retos de la compañía.

Entre los retos inminentes se encuentran consolidar los extraordinarios resultados financieros y operativos, culminar la operación de compra de Air Europa y asegurar la competitividad de los negocios de handling -a través de una nueva empresa- y de mantenimiento.

Sansavini regresa a Iberia donde durante ocho años, entre 2012 y 2020, fue director Comercial. Formó parte del equipo que, liderado por Luis Gallego, diseñó y realizó la exitosa transformación de la compañía.

La carrera de Marco Sansavini en el sector de la aviación comenzó en 1995, cuando se incorporó a KLM. Ocupó diversos puestos directivos y participó en su proceso de fusión con Air France. En 2004 se integró en Air France-KLM como vicepresidente Global Business y continuó en diferentes posiciones del grupo y en su participada, Alitalia, hasta 2012.

Es Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Bolonia y Máster en Business Administration por el IMD de Lausanne. Su extensa trayectoria profesional le ha llevado a vivir en Milán, Roma, Zúrich, Ámsterdam, París, Madrid y Barcelona.

En 2020 fue nombrado CEO de Vueling, otra de las compañías del grupo IAG. Allí ha logrado que Vueling se fortaleciera de manera muy notable, gracias a un proceso de transformación que la ha convertido en una de las mejores compañías de bajo coste de Europa.

Sansavini arranca su mandato con “mucha confianza en el futuro”. Cree que Iberia superará todos sus retos gracias a la enorme profesionalidad del equipo de la compañía y al ADN de todos los que lo conforman que es “poner pasión y poner alma, como se ve en el trabajo diario de nuestros equipos de tierra, nuestras tripulaciones de cabina y nuestros pilotos, una referencia imbatible en la industria. Todos juntos han hecho posible que Iberia llegue hasta donde está”, señala.

“Esa unidad de acción”, destaca el nuevo presidente, “ha sido la clave del éxito de Iberia en los últimos años. Por eso quiero dejar claro desde mi primer día al frente de la compañía que Iberia siempre cumplirá de manera rigurosa los acuerdos alcanzados con los representantes de sus trabajadores, de todos los colectivos, y hará los máximos esfuerzos para consolidar desde el sentido común la paz social, pilar fundamental de su transformación en los últimos once años”.