Al menos siete trabajadores de la ONG del chef asturiano José Andrés, World Central Kitchen (WCK), han muerto este lunes por la noche en un bombardeo del Ejército de Israel contra su vehículo en la gobernación de Deir al Balá, en el centro de la Franja de Gaza

Entre los fallecidos hay un ciudadano británico, un polaco, uno australiano, dos con la doble nacionalidad estadounidense y canadiense, además de un conductor palestino, según ha informado la propia organización humanitaria.

La ONG ha lamentando que los trabajadores humanitarios “nunca deberían ser un objetivo” y ha afirmado que se trata de una “tragedia”.

José Andrés también ha expresado por X (antes Twitter) su pésame y se ha mostrado “desconsolado” y “afligido” por los familiares y amigos de los fallecidos, además de pedir al Gobierno de Israel que ponga fin “a esta matanza indiscriminada“.

El chef José Andrés pide a Israel “parar las matanzas indiscriminadas” tras la muerte de varios trabajadores (Europa Press / Bryan Smith)