“Impecable” es precisamente la palabra repetida por La Moncloa para definir el procedimiento en la concesión de esos fondos públicos en el equipo presidencial. Sostienen que la carta de apoyo firmada por Begoña Gómez, fue una más de la veintena presentadas ante la adjudicación, una práctica, según ellos habitual. Hablan de un intento de poner la sombra de la sospecha sobre la mujer de Pedro Sánchez.

Mientras los socialistas dejaban constituida en el Congreso la Comisión de Investigación sobre los contratos públicos durante la pandemia, Ángel Víctor Torres negaba cualquier contacto u orden para adquirir mascarillas a la trama: “Ni hubo indicaciones porque no las hubiera aceptado ni hubo ninguna orden por mi parte para que se contactara en ningún caso con ninguna empresa”.

El Gobierno comunicaba a contrarreloj la ausencia de la sesión de control del Senado de María Jesús Montero, Pilar Alegría y de Óscar Puente, dejando sin respuesta las preguntas que el PP había registrado sobre el caso Koldo.

Lo que piensan desde el PP