¿Alguna vez se han preguntado por qué hay gente zurda? ¿Por qué en un mundo donde la mayoría de las personas escriben con la mano derecha hay al menos un 10% de la población que hace este mismo gesto con la mano izquierda? ¿Es este un rasgo que depende de los genes, de la configuración del cerebro o de otros factores externos? Pues bien, como suele ocurrir en estos casos, la respuesta a todas estas preguntas no se puede resolver apuntando a un solo factor aislado sino que depende de un popurrí de cuestiones que en parte ya comprendemos y en parte siguen siendo un misterio. Por ejemplo, según anuncia este martes la revista ‘Nature Communications’, se han hallado un conjunto de “mutaciones genéticas raras” que podrían explicar el porqué de la zurdera.