El pasado sábado, con el Sestao River venciendo por 2-1 al Rayo Majadahonda en el Estadio Municipal de Las Llanas en el minuto 84, el partido se detuvo. Cheick Sarr, portero de los visitantes, escuchó insultos racistas provenientes del fondo situado a su espalda. Según el portero senegalés, que militó en el Real Oviedo Vetusta durante la temporada 2020/21, un aficionado le había llamado “negro de mierda”. En ese momento, el guardameta saltó la valla y se encaró con el sujeto que había proferido las ofensas.