El pasado mes de enero, Luis Rubiales planeó, junto a la constructora Gruconsa de la que recibió mordidas, la construcción de un enorme estadio y una ciudad deportiva en Arabia Saudí. Y una juez madrileña investiga ahora los contratos adjudicados a dicha compañía por parte de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) mientras, precisamente, Rubiales la dirigía.

La magistrada Delia Rodrigo, titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda (Madrid) investiga a varios miembros de la cúpula de la RFEF por el supuesto cobro de comisiones ilegales a través de estas adjudicaciones.

Un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, incluido en el sumario de esta investigación judicial, desvela este plan de Rubiales. El expediente, al que ha podido acceder EL ESPAÑOL, señala que el exdirigente futbolístico mostró “especial interés” en conocer el avance de este proyecto, que iba a contar con 400.000 metros cuadrados, además de la construcción de un hotel. Autoridades saudíes y empresarios del país planeaban sufragar este faraónico plan.

Una llamada, interceptada por la Guardia Civil e incluida en el sumario de la causa, entre dos de los investigados revela el interés de Luis Rubiales en el proyecto. El 28 de enero de 2024, Pedro González Segura telefoneaba a su hermano Ángel.

El primero era, por entonces, responsable jurídico de la RFEF, y Ángel todavía es director de Zona Sur de, precisamente, Gruconsa. Ambos fueron arrestados por la Guardia Civil hace apenas unos días. En la llamada, el exdirectivo de la RFEF le comenta a su pariente: “Tengo a Luis [Rubiales] que está on fire y nervioso, mandando mensajes… Que cómo había ido, que cómo había ido… Un poco apretaete“.

La UCO destaca que, “según se desprende de otras conversaciones telefónicas”, Rubiales mostró un “especial interés”. Pero no sólo él. También lo hizo el exfutbolista Francisco Javier Martín Alcaide, apodado Nene e íntimo amigo del anterior. De hecho, ambos comparten negocios hosteleros en el extranjero. Concretamente, tal y como figura en otro informe del sumario, en República Dominicana, actual lugar de residencia de quien fuera máximo dirigente del fútbol español.

Allí, parte de las inversiones a las que los investigados hacen referencia, “irían destinadas a negocios en los que participaría Rubiales”. Así lo refiere Alcaide en una intervención telefónica realizada por el Instituto Armado. “En mi 50% yo diré quién entra porque yo tengo a Luis por ejemplo, al presi lo tengo conmigo y está viviendo allí y lo tengo que meter”.

[La Guardia Civil investiga las obras realizadas en La Cartuja durante la época de Rubiales en la RFEF]

Así, la UCO sostiene que en los negocios en hoteles y apartamentos de Dominicana estaría entrando Rubiales como socio tras su dimisión del ente federativo.

Allanando el camino

Según manifestó Ángel González Segura en una de las llamadas interceptadas, el expresidente de la RFEF allanó la construcción del megaestadio en Arabia debido a su contacto con su homólogo saudí. Ambos negociaron, entre otros asuntos, la celebración de la Supercopa de fútbol en dicho país.

El dosier de la UCO, al que ha tenido acceso en exclusiva este diario, también recoge los habituales pagos de Gruconsa a Nene. La Guardia Civil señala que estos abonos “carecerían de justificación mercantil”. De hecho, en otra llamada telefónica intervenida por los investigadores, Ángel González Segura se queja a su interlocutor de esto mismo. “El Nene ha estado cobrando de puta madre gracias a mis espaldas”, le manifiesta.

En otra llamada, el director de Zona Sur de Gruconsa lamenta los reproches de sus superiores porque “los números de la delegación de Granada no dan”. ¿El motivo? “Porque los beneficios, al final, se los está llevando durante cuatro años el Nene“, comenta por teléfono.

[La UCO registra la RFEF por contratos irregulares en los últimos 5 años y lleva a cabo detenciones]

En otra conversación entre los dos hermanos González Segura, Ángel le comenta a Pedro que “estos dos artistas son los que menos pintan”. Se refiere a Rubiales y a Nene. Ahora bien, la UCO subraya que “su nula aportación al proyecto no sería inconveniente para que recibieran una parte del beneficio económico”. La llamada finaliza con un buen augurio por parte del directivo de Gruconsa acerca del proyecto en Arabia Saudí: “Si sale esto, hay dinero para todo el mundo”.

La Unidad Central Operativa también señala que Ángel González Segura trató de ocultar a Nene los últimos proyectos de construcción que Gruconsa había firmado por la RFEF. El objetivo no sería otro que esquivar las presuntas mordidas que habría cobrado el exfutbolista amigo de Rubiales.

A principios de 2024, en una conversación con otra empresaria, expresa: “La próxima vez…”. A renglón seguido, el directivo de la constructora se desdice y manifiesta que “no debería haber próxima vez, porque éste ya no está aquí“. ¿A quién se refiere con “éste”? Unos minutos después, vuelve a citarlo y alude al verano de 2023, “dos semanas antes de que le echaran”.

Luis Rubiales dimitió como presidente de la RFEF en septiembre de ese año, después de que la FIFA le apartara de sus funciones por el polémico beso en la boca que el granadino dio a la futbolista Jenni Hermoso durante la final del último Mundial femenino, celebrada el 20 de agosto de 2023.