El precio del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa y en los mercados internacionales, ha repuntado un 1,72% este martes, hasta 88,92 dólares, debido al aumento de la tensión geopolítica en Oriente Medio. El crudo marca así máximos anuales y desde el pasado mes de octubre.

Irán ha acusado a Israel de matar a uno de sus generales durante un bombardeo realizado por el Ejército israelí sobre Damasco, capital de Siria, y que ha alcanzado al consulado iraní.

Este incidente marca una importante escalada de las hostilidades en Oriente Medio desde el ataque de Hamás a Israel realizado el pasado 7 de octubre.

El portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Naser Kanani, ha señalado que su país “se reserva su derecho a tomar contramedidas, y decidirá sobre el tipo de reacción y castigo del agresor”. Además, Rusia ha convocado una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU, que se celebrará este martes.

Junto al conflicto en Oriente Medio, el precio del petróleo se ha visto impulsado en las últimas semanas por los ataques con drones efectuados por Ucrania sobre instalaciones petrolíferas en Rusia.

BUEN DATO DE MANUFACTURAS EN CHINA

Otro factor que está contribuyendo a las ganancias del petróleo esta semana es el buen dato de actividad manufacturera publicado por China este lunes.

La encuesta de manufactura global de Caixin para marzo confirmó que la actividad de las fábricas en el gigante asiático se expandió a su ritmo más rápido en 13 meses. En concreto, la lectura del PMI se situó en 51,1, por encima de las expectativas de 51.

China es el principal importador mundial de petróleo, y un repunte de la actividad manufacturera anticipa una mayor demanda a corto y medio plazo.