El delegado del Gobierno en Castilla y León, Nicanor Sen, ha avisado este martes de que el Ejecutivo central mirará “con lupa” la Ley de Concordia registrada por PP y Vox en las Cortes, una propuesta que ha tildado de “ley de discordia”.

Sen ha señalado, en declaraciones a los medios en su visita a Peñafiel (Valladolid), que el Gobierno llevará a cabo “un estudio detallado” de la proposición de ley y en aquellas partes que se considere “que van en contra de la Ley de Memoria Democrática” se “ejercerán las acciones que correspondan”.

“Para nosotros no es una ley de concordia, es una ley de discordia”, ha aseverado el delegado del Gobierno, quien ha reiterado su “desacuerdo” en que en esta proposición “se equiparen los periodos democráticos a esos 40 años de dictadura” que ha tenido España.

Asimismo, Sen ha subrayado el anuncio que realizó el ministro de Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, sobre que el Ejecutivo llevará al Constitucional la leyes antimemoria impulsadas por PP y Vox, como es el caso de la Ley de Concordia que presentaron la semana pasada los portavoces de ambos partidos en las Cortes.