Athenea del Castillo, jugadora del Real Madrid femenino e internacional española, aseguró que “nunca” jugaría en el Barça, “ni aunque fuese el único equipo que quedara en el mundo”, y mostró su deseo de poder retirarse en el club blanco.