El PSPV-PSOE de Alicante ha denunciado un acto vandálico perpetrado en su sede, ubicada en la ciudad de Alicante, que ha amanecido el domingo con mensajes perturbadores, incluyendo una inscripción que rezaba ‘Sánchez ejecución’, una esvástica, símbolo asociado al nazismo, y el dibujo de un arma. La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, ha lamentado este hecho a través de sus redes sociales, expresando su solidaridad con los afectados y condenando enérgicamente la intolerancia que lo motivó. “Esta vez, los compañeros y compañeras de Alicante han sido las víctimas del odio de los intolerantes”, ha subrayado.

Ana Barceló, portavoz socialista en el Ayuntamiento de Alicante, se ha sumado a la condena, subrayando que la democracia no puede ser construida desde el odio y la crispación, acusando a los sectores fascistas de alimentación precisamente ese ambiente negativo. “La democracia no se construye desde el odio y la crispación. Los fascistas lo alimentan”, ha denunciado.

Desde Compromís Alacant, también han expresado su solidaridad con el PSPV-PSOE y condenaron el ataque, advirtiendo sobre el ciclo de odio y violencia que se genera a partir de discursos intolerantes. “Ni un paso atrás. Los discursos de odio generan más odio y violencia”, han advertido.

El PSOE apunta al PP

El propio PSPV-PSOE de Alicante ha denunciado el suceso, apuntando directamente al Partido Popular y a la ultraderecha por generar un clima de odio que propicia actos fascistas. Posteriormente, el mensaje fue eliminado. “El clima de odio y crispación que genera el PP con la ultraderecha genera mensajes fascistas que imposibilita cualquier tipo de diálogo. Llevan a la sociedad a retroceder en una época histórica lamentable”, se podía leer en el mensaje de los socialistas.

Asimismo, el secretario general de los socialistas alicantinos, Miguel Millana, ha calificado el incidente como un atentado contra la convivencia y una agresión a la democracia. En este setndio, ha anunciado la intención de presentar una denuncia ante la Policía Nacional y ha solicitado al PP que condene estos actos, destacando la importancia de preservar la convivencia democrática y denunciando la impunidad de la extrema derecha. “Pido responsabilidad al PP del señor Barcala para que se digne a condenar estos hechos; nunca lo ha hecho. Está en juego la convivencia democrática. Unos pocos no pueden enturbiar la normal acción política y coaccionar a un partido democrático como el PSOE. Ya está bien de una impunidad insoportable de la extrema derecha”, ha señalado.

Además, Millana ha anunciado que el PSOE presentará una iniciativa en los plenos del Ayuntamiento y de la Diputación Provincial para exigir al PP que demuestre si apoya con su silencio a los autores de las pintadas o muestra solidaridad con el PSPV-PSOE de Alicante.

Este incidente no es el primero que sucede en la sede alicantina del PSPV-PSOE en los últimos meses. A finales del año pasado, también se registraron pintadas con la palabra “traidores” y se colocaron candados que impidieron el acceso al personal y militantes, coincidiendo con diversas concentraciones relacionadas con la decisión del gobierno de negociar la amnistía con los independentistas catalanes.

Síguenos en Whatsapp y recibe las noticias destacadas y las historias más interesantes