Al menos ocho personas han muerto y otras ocho han resultado heridas en un ataque armado ocurrido la noche del sábado en la provincia costera del Guayas, situada en el suroeste de Ecuador. El país está en estado de excepción desde enero pasado como medida para frenar el auge de la violencia.

Un informe preliminar de la Policía, basado en versiones de moradores, da cuenta de que, aproximadamente a las 18:55 hora local (23:55 GMT), “varios sujetos armados habrían llegado a bordo de un vehículo, los cuales dispararon en contra de un grupo de personas que se encontraban en el sitio”.

“Producto de este hecho, dos personas fallecieron al instante, y varias personas resultaron heridas, las mismas fueron trasladadas a diferentes casas de salud”, indica.
Agrega que, posterior a su traslado y debido a la gravedad de las heridas, habrían fallecido 6 personas. “Preliminarmente se maneja una cifra de 8 fallecidos y 8 heridos”, señaló. Debido a las circunstancias, se activó el código Plata (para protección de las casas de salud) y “las personas heridas se encuentran con resguardo policial”, explica.

Inicialmente, y de forma preliminar, el diario El Universo, de Guayaquil, apuntó que el ataque había dejado siete fallecidos y doce heridos. “Una ráfaga de disparos alarmó a los moradores del sector Mariuxi Febres Cordero, en el Guasmo sur”, publicó al agregar que el ataque se produjo a dos cuadras del hospital Guasmo sur.

Fin de semana violento

El ataque armado en Guayas se suma a otros hechos violentos ocurridos en los dos primeros días de asueto por Semana Santa que tiene lugar a nivel nacional.

El viernes, once personas fueron secuestradas, entre ellos cinco menores de edad, en la provincia costera de Manabí. Los cuerpos de cinco de los adultos secuestrados fueron hallados sin signos vitales y con impactos de armas de fuego, mientras otro adulto y los menores quedaron con vida.

La prensa local señala que todos los secuestrados en un hotel eran parientes, pero la Policía no ha hecho referencia a ello. El presidente de Ecuador, Daniel Noboa, dijo que lo sucedido “recuerda que la batalla continúa”.


Miembros de la Armada de Ecuador inspeccionan un barco y su carga durante una patrulla fluvial, Guayaquil.

Reuters

“Esta -agregó- es una muestra de que el narcoterrorismo y sus aliados están buscando espacios para atemorizarnos, pero no lo lograrán. Mi solidaridad con las familias que han sido víctimas de la violencia de los terroristas que pretenden acabar con nuestro país”.

Dos personas han sido detenidas en el marco de las investigaciones del secuestro y asesinato en la zona de Ayampe, en la provincia de Manabí.

En la misma provincia, fueron asesinadas este fin de semana cuatro personas, entre ellas un militar en servicio activo.

En otro suceso violento de este mismo fin de semana, dos policías resultaron heridos en un ataque perpetrado en Guayas, en un caso por el que se ha dictado la prisión preventiva para tres sospechosos.