Dina Boluarte, la impopular presidenta de Perú que llegó tras el autogolpe fallido de Pedro Castillo, está cada vez más acorralada por el llamado ‘caso Rolex’, en referencia a los lujosos relojes que suele portar.

Agentes de la Policía y un equipo de fiscales allanaron su vivienda la pasada madrugada como parte de una investigación preliminar abierta contra la gobernante por la presunta comisión del delito de enriquecimiento ilícito.

En imágenes mostradas por medios locales se observa cómo un grupo de agentes rompe la cerradura de la puerta principal de la vivienda de Boluarte, ubicada en el distrito de Surquillo en la capital peruana, tras no obtener respuesta desde el interior.


La Fiscalía peruana registra la vivienda de la presidenta Dina Boluarte.

La presidenta peruana no se encontraba en el domicilio, según informaron medios locales. En ese lugar solo estaba uno de sus hijos, aunque tras el allanamiento se presentó uno de los abogados de la mandataria.

Tras permanecer cinco horas en la vivienda de la mandataria, el equipo de fiscales y policías se trasladó posteriormente al Palacio de Gobierno de Lima, donde continuará con las diligencias de una investigación abierta contra la gobernante.

[Dina Boluarte, presidenta de Perú, es agredida y zarandeada durante una visita a Ayacucho]

Medios peruanos han informado de que tras el registro de más de cuatro horas los agentes se han llevado del domicilio un maletín negro como los que se utilizan habitualmente para transportar ordenadores portátiles. La propia presidenta se ha desplazado hasta el Palacio de Gobierno donde se encuentran también varios ministros de su Gobierno.

Presunto enriquecimiento ilícito

Según la emisora RPP, el allanamiento con fines de registro de incautación fue aprobado por el juez supremo Juan Carlos Checkley tras un requerimiento presentado por el fiscal general, Juan Carlos Villena, como parte de la investigación de la presunta comisión del delito de enriquecimiento ilícito, en la modalidad de omisión de consignar declaraciones en documentos.

El presidente del Consejo de Ministros de Perú, Gustavo Adrianzén, afirmó este sábado que es “inconstitucional y desproporcionado” el allanamiento al Palacio de Gobierno y al domicilio de Boluarte.

“Es grave el ruido político que se está haciendo, que afecta a las inversiones y a todo el país. Lo que ha sucedido en las últimas horas son acciones desproporcionadas e inconstitucionales”, indicó Adrianzén en la red social X.

Los relojes de lujo de Boluarte

La Presidencia de Perú y el Ministerio Público han mantenido durante los últimos días una controversia respecto a las diligencias iniciadas como parte de la investigación abierta por la supuesta falta de declaración de Boluarte de sus relojes de lujo.

El pasado miércoles, la Fiscalía denunció que se frustraron las visitas a la gobernante tanto en su domicilio, como en el Palacio de gobierno, mientras que la Presidencia aseguró que representantes del Ministerio Público fueron atendidos por personal del despacho de Boluarte, quienes recibieron una notificación para la mandataria.

El fiscal supremo Hernán Mendoza declaró ante la Comisión de Fiscalización del Congreso que Boluarte “había frustrado” las investigaciones al no acudir a las citaciones hechas para el martes y el miércoles de esta semana.

[Empresarios denuncian a Dina Boluarte por ofrecer ministerios en Perú por 12.000€ para su campaña]

Tras esa situación, la defensa legal de Boluarte pidió reprogramar las diligencias en la investigación del caso de los relojes de lujo que la mandataria no declaró y por el cual es investigada por enriquecimiento ilícito.

En respuesta a este pedido, el fiscal general denunció que la actitud de la mandataria era un “claro indicador de rebeldía” que no hace más que “retardar el resultado de la investigación”.

El pasado 18 de marzo, el Ministerio Público inició diligencias preliminares a Boluarte por este caso, ya que la mandataria debería haber declarado dichos bienes en su registro de propiedades ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y la Fiscalía apuntó que no lo hizo.

Sin embargo, Boluarte declaró la semana pasada que estaba comprometida a acudir a la Fiscalía para responder sobre esta investigación y afirmó que no tiene ningún desbalance patrimonial.