El UCAM, cuarto clasificado de la Liga Endesa aunque con el mismo bagaje de 16 victorias y 10 derrotas que presentan los tres equipos que le siguen en la tabla –Lenovo Tenerife, Dreamland Gran Canaria y Valencia Basket– y con dos triunfos de ventaja con respecto al noveno -Joventut de Badalona-, que es la referencia para acceder a las eliminatorias por el título, recibirá este domingo al MoraBanc Andorra con la intención de acercarse a ese objetivo.

El encuentro lo afrontarán los murcianos con cierto ánimo de revancha tras lo ocurrido en la primera vuelta en el Principado, donde perdieron por 98-73 en lo que sigue siendo la mayor paliza recibida por los de la capital del Segura esta temporada.

“Nuestra misión es no jugar el mismo partido que hicimos en Andorra”, declaró Sito Alonso, el entrenador del equipo revelación, antes de este choque contra un rival que pelea por la permanencia y que es el decimocuarto con un bagaje de 9-17, dos triunfos por encima del descenso.

Los granas vienen de perder por 83-82 ante el Valencia Basket en un encuentro disputado en el pabellón Fuente de San Luis y en el que remontaron 18 puntos de desventaja para mandar por siete y balón a poco más de tres minutos para la conclusión y en el que se les escapó la victoria in extremis.

Ese resultado puso fin a una racha de cinco victorias ligueras seguidas para los murcianos, que pretenden mantener la fortaleza que muestran en su pista -11 victorias y sólo dos derrotas como locales en el campeonato doméstico- y para ello podrán contar con Howard Sant-Roos después de que el alero cubano haya superado las molestias en la rodilla izquierda que le hicieron perderse los dos últimos encuentros, el de Valencia y el europeo frente al Hapoel Holon israelí.

“Tenemos muchas ganas de jugar en casa y de jugar contra ellos y esperemos hacerlo al mismo nivel que lo estamos haciendo siempre en nuestra pista”, aseguró el técnico madrileño.