El primer ministro de Polonia, Donald Tusk, advierte de que “estamos en una época de preguerra” en la que Europa tiene que estar preparada para defenderse.