Este Jueves Santo las torrijas no pueden faltar. Las pastelerías están en estos momentos trabajando a pleno rendimiento, aunque este año las tienen que vender un poquito más caras porque el precio de alguno de sus ingredientes se ha disparado. Sobre todo, el del aceite.

Milagros Balta, cocinera especializada en ahorro doméstico, ha acudido al plató de Espejo Público para ofrecer algunos prácticos consejos sobre cómo preparar unas estupendas torrijas caseras de forma más económica.

¿Cómo podemos ahorrar a la hora de preparar torrijas? La clave es eliminar el aceite. “El pan es muy barato porque es el del día anterior. Lo mismo para la leche, el azúcar, la canela…”, donde hay que ahorrar es en la fritura, según esta experta, que nos enseñará a hacer unas sabrosísimas torrijas sin freír en aceite. ¡Como lo oyen!

Torrijas con mantequilla

Lo principal para que las torrijas estén ricas es mojar el pan en una leche bien infusionada con tiras de piel de naranja o limón, “pero sin lo blanco porque lo blanco amarga”. La razón es que la piel de estas frutas tienen los aceites esenciales, “lo que dará buen sabor y olor”.

A esa leche, además de la piel de las frutas, se le debe añadir canela y azúcar. Cuando la leche esté fría, “como no vamos a freír, le agregamos dos huevos batidos“. En esta mezcla hay que bañar el pan, “que empape bien”. Entonces, se pone en una sartén muy poco de mantequilla y ahí se dora el pan, por ambos lados.

Torrijas al horno

Otra forma para ahorrar aceite es hacerlas en el horno. Cuando las torrijas ya están empapadas de la leche infusionada con la piel de la fruta, se las espolvorea con azúcar mezclado con canela. A continuación se meten en el horno cerca del grill, “que doren por un lado y luego les damos la vuelta para que doren por el otro”.

La cocinera ha recordado lo importante que es para esta forma de elaboración que el horno esté precalentado y que la bandeja esté forrada con papel vegetal.

Además de ahorrarnos un dinero, estas dos formas novedosas de cocinar las torrijas ofrecen resultados más saludables porque no tienen aceite. “De esta forma nos ahorramos dinero y calorías“, ha zanjado Milagros Balta.

Caseras, con aceite, al horno, o como sea. ¡Esperamos que esta Semana Santa disfrutéis de uno de los dulces más típicos en España!