El Gobierno vira hacia una producción legislativa con iniciativas más moderadas. La aritmética parlamentaria obliga a los equilibrios entre los socios de investidura más progresistas (ERC, EH Bildu y BNG) y los más conservadores (Junts, PNV y CC). De ahí que el primer paquete normativo presentado por el Ejecutivo en esta legislatura se centra en leyes pensadas “para generar un amplio consenso”, según reconocen fuentes de Moncloa. La prioridad son los compromisos europeos, que concentran la mitad de las casi 200 iniciativas incluidas en el plan anual normativo de 2024. Se trata tanto de medidas del plan de recuperación como de trasposiciones de directivas.