El lujo se tambalea en este primer trimestre de 2024. En un contexto marcado por la débil demanda, el sector no atraviesa su mejor momento y el moderado crecimiento de las empresas que lo componen deja poco margen para pensar en un impulso a corto plazo. Con todo, y a pesar de los nubarrones en el horizonte, el sol puede volver a salir de cara al segundo semestre.

Así lo creen los estrategas de RBC, que permanecen “constructivos” con compañías como LVMH, a la que consideran clave para la evolución del sector dadas sus “ventajas competitivas“.

El conglomerado multinacional francés dará a conocer sus resultados del primer trimestre de 2024 a principios de abril y los expertos estiman unos ingresos planos de 21.050 millones de euros.

Para el segmento de ‘Moda y Cuero’ prevén que las ventas alcancen los 10.600 millones de euros (+1% orgánico) con una desaceleración generalizada en todas las regiones y una moderación de los precios.

A nivel regional, en RBC anticipan una Europa plana y un mercado estadounidense negativo “de un solo dígito”, que se elevaría hasta los dos dígitos para Japón.

En la división de ‘Vinos y Bebidas Espirituosas’ los ingresos se situarán en 1.500 millones de euros (-7% orgánico), aunque confían en que se produzca alguna mejora a lo largo del año.

Para el comercio minorista, los expertos de la entidad canadiense auguran que las ventas se eleven un 10%, hasta los 4.300 millones de euros, donde el impulso de Sephora será fuerte pero moderado en comparación con el nivel del año fiscal 23.

En el caso de ‘Relojes y Joyería’, los ingresos experimentarán una disminución del 4% (2.400 millones de euros) “con Tiffany siendo un lastre para el desempeño divisional dada la exposición a EEUU y a medida que continúa con su estrategia de elevación de marca”, subrayan.

En ‘Perfumes y Cosmética’, las ventas se ubicarán en 2.200 millones de euros (+6% orgánico), destacando el impulso de la categoría de Belleza.

“La valoración relativa de LVMH con respecto al sector del lujo está ligeramente por debajo de los niveles históricos en P/E (10% de descuento), EV/EBIT (8% de descuento) y EV/ventas (6% de descuento)”, explican en RBC.

No obstante, afirman que “los fundamentos de LVMH siguen siendo atractivos y prácticamente sin cambios y seguimos viéndolo como una de las acciones más atractivas de nuestra cobertura dado su modelo de negocio diversificado, su sólida cartera de marcas, su ejecución consistente y su historial de fusiones y adquisiciones”.

GUCCI NECESITA “UNA SOLUCIÓN MÁS DRÁSTICA”

A pesar de que los analistas confían en que el lujo remonte, una firma ha puesto en alerta al sector. Se trata de Kering, propietaria de marcas como Gucci, Saint Laurent o Balenciaga, que ha señalado que el primer trimestre está siendo “desafiante”, lo que ha llevado a la compañía a adelantar que “sus ingresos consolidados en el primer trimestre de 2024 deberían disminuir aproximadamente un 10% en términos comparables, respecto al primer trimestre del año pasado”.

La transición orgánica ya no es factible. En nuestra opinión, se requiere de una solución más drástica y no nos sorprendería ver un cambio de enfoque”, advierten en RBC.

Desde Kering han comunicado que sus débiles proyecciones “reflejan principalmente una caída más pronunciada de las ventas en Gucci, especialmente en la región de Asia y el Pacífico. Se espera que los ingresos comparables de Gucci en el primer trimestre disminuyan casi un 20% interanual”.

Por ello, desde la firma estadounidense aluden a que “plantea la perspectiva de una gran reinicio de la marca” donde “esperamos que informen claramente al mercado sobre la estrategia de transición, algo necesario para estabilizar la confianza del mercado”.

A este respecto, en RBC se decantan por el nombramiento de un CEO externo y “bien considerado” en Gucci. “A pesar de la insistencia de Kering en que Jean Francois Palus es el director general interino adecuado para Gucci, el mercado no está de acuerdo. Con un desempeño financiero deteriorado, un nuevo nombramiento con una trayectoria probada sería bienvenido, ya que podría permitir un ritmo más rápido de cambios, nuevas ideas y desafíos externos“, alegan.

Con todo, “Kering sigue siendo nuestra idea preferida de valoración/reestructuración en toda nuestra cobertura de lujo en Europa. Si bien el impulso de los ingresos se mantiene por debajo del promedio del sector, creemos que Gucci podría ver un perfil de crecimiento de ingresos acelerado en 2024, si tiene éxito, lo que en el contexto de su descuento de valoración puede justificar una nueva recalificación relativa ante la mejora del sentimiento”, concluyen.