CIE Automotive ha presentado este lunes sus resultados de 2023, año en el que ha logrado un beneficio neto “histórico” de 320,2 millones de euros, que supone un incremento del 6,7% respecto al ejercicio anterior.

Además, en 2023 la compañía ha facturado 3.959,5 millones de euros, un 3,1% más que en 2022, con un Ebitda (resultado bruto de explotación) de 713,2 millones, un 12,6% superior. El Ebit (resultado neto de explotación), por su parte, se ha situado en los 527,7 millones, lo que representa un 13,3% de margen sobre ventas.

El flujo de caja operativo ha alcanzado los 447,4 millones de euros, un “desempeño sobresaliente” que posiciona a CIE Automotive como “una de las empresas más rentables del sector”.