Nacional

La Eurocámara pide a la Generalitat un “trato igual” para el catalán y el castellano en las aulas

El informe preliminar elaborado por la misión de eurodiputados que visitó Cataluña en diciembre para examinar la inmersión lingüística reclama a la Generalitat que garantice un “trato igual” para el castellano y el catalán en las aulas. Los parlamentarios censuran además los casos de “intimidación” y “acoso” contra las familias que piden más castellano para sus hijos.

El borrador de resolución -elaborado por la jefa de la misión, la liberal estonia Jana Toom será debatido por primera vez este miércoles en el comité de Peticiones de la Eurocámara y todavía puede ser objeto de enmiendas. El trabajo de la misión ha sido boicoteado por los socialistas y los grupos de izquierda, que aseguran que se trata de un caso de manipulación partidista por parte del PP, Ciudadanos y Vox.

Los eurodiputados que visitaron Cataluña han constatado “casos concretos en los que las escuelas excluyen al español del modelo educativo, de manera que el español se considera como lengua extranjera“.

[Los eurodiputados dejan Cataluña con la impresión de que “hay una operación para eliminar el español”]

El informe también denuncia los casos en los que “las instituciones educativas y las autoridades se han negado a aplicar la cuota proporcional de castellano en las aulas”. Eso hace que el modelo educativo sea totalmente monolingüe, “lo que es contrario al objetivo de que el modelo de inmersión lingüística fuera bilingüe”.

“La delegacion observó con inquietud que varias familias que pretendían solicitar clases adicionales en castellano han tenido que hacer frente a dificultades y resistencias, lo que genera riesgos de discurso de odio”, prosigue el texto.

Además, la Eurocámara denuncia que el Gobierno catalán todavía no ha cumplido las sentencias judiciales que exigen una cuota mínima del 25% de castellano en las aulas, lo que obliga a las familias a buscar soluciones individuales.  

La misión manifiesta además su “inquietud” y “condena” por los casos de “exclusión social”, “intimidación”, “acoso” y “discurso de odio” que sufren las familias que acuden a los tribunales para pedir más castellano para sus hijos. Y pide al Gobierno de Pere Aragonés que actúe para atajar estos “comportamientos inaceptables”.

Los eurodiputados se quejan también de que su visita, pese a contar con la autorización de la máxima instancia de la Eurocámara, fue recibida con “protestas ofensivas y manifestaciones” y requirió la presencia de la policía para garantizar su seguridad.

La misión recuerda que “el derecho a recibir enseñanza en castellano está consagrado en la Constitución Española en su artículo 3, que establece el estatus oficial del castellano en toda España”. Y considera que “el sistema educativo en Cataluña debería dar un trato igual al castellano y al catalán como lenguas de enseñanza“.

En su lista de recomendaciones, los eurodiputados reclaman además a las autoridades nacionales y regionales competentes que “garanticen que los niños no sean discriminados”. El Parlamento pide también a la Comisión Europea que vigile que el Gobierno catalán “respete la diversidad cultural y lingüística” y recoja sus conclusiones en el próximo informe sobre el Estado de derecho en España.

El Gobierno de Pedro Sánchez debe también supervisar -utilizando si es preciso a la Alta Inspección de Educación- si el sistema educativo catalán “respeta un contenido equilibrado en las lenguas de enseñanza y garantiza la igualdad de trato a las lenguas cooficiales”.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button