Mundo

Personas con discapacidad denuncian un “peregrinaje sin rumbo” por las farmacias buscando bolsas de orina

“Para encontrar una bolsa de orina hay que realizar un peregrinaje sin rumbo para encontrar alguna farmacia que pudiera dispensar algún producto de estas características”. A la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad Madrid, FAMMA-Cocemfe Madrid, llegan llamadas de personas que usan estos productos sanitarios “desesperadas ante esta situación por necesitar bolsas de orina o bolsas para personas ostomizadas que necesitan un aseo muy exigente para no tener infecciones y no poner en riesgo sus vidas”. Lo denuncia hoy esta entidad que pide ayuda urgente a la Consejería de Sanidad.

Situaciones cotidianas y que causan un enorme impacto y preocupación en los pacientes y un grandísimo quebradero de cabeza para los farmacéuticos que se las ven y se las desean para que sus pacientes no queden sin sus fármacos. Lejos de mejorar, el problema de las incidencias en el suministro de medicamentos “es creciente”. El pasado año se incrementaron en un 30%, según datos aportados hace apenas unos días por el presidente del Consejo General de Farmacéuticos, Jesús Aguilar.

La denuncia que lanza este lunes FAMMA-Cocemfe Madrid es tremenda. Urge a la Consejería de Sanidad a que utilice “todos los resortes disponibles y legales existentes para activar cualquier medida de emergencia ante el “alarmante desabastecimiento de bolsas de orina o bolsas para ostomizados que existe en la actualidad en las farmacias”. Explica la entidad que “el principal fabricante de este tipo de productos sanitarios ha quebrado y por ello, la falta de distribución de estos productos en España, que no fabricamos, porque siempre lo importamos todo de fuera”.

En busca de una bolsa de orina

 

Desde la Federación se pide que se autorice a nuevos proveedores de otras marcas que puedan servir el producto “como alternativa urgente para paliar esta situación”. Estos productos tienen una duración limitada para prevenir infecciones que pueden poner en riesgo la vida de las personas que los necesitan. Y critican: “Para encontrar una bolsa de orina o para personas ostomizadas hay que realizar un peregrinaje sin rumbo para encontrar alguna farmacia que pudiera dispensar algún producto de estas características”.

La falta de estos productos sanitarios “conlleva a la pérdida de calidad de vida de las personas con discapacidad y la aparición de infecciones que pueden poner en riesgo sus vidas”, señala la entidad

La falta de estos productos sanitarios “conlleva a la pérdida de calidad de vida de las personas con discapacidad y la aparición de infecciones que pueden poner en riesgo sus vidas”. “Creíamos haber aprendido de la pandemia cuando no teníamos mascarillas, pero ahora se trata de otros productos imprescindibles para la salud, que escasean porque también lo compramos todo fuera de España. En lugar de estar pensando en los ciudadanos, se piensa en otras gestiones que nada tienen que ver con sus problemas”, se enfatiza.

La Federación pide a la Consejería de Sanidad que “actúe con urgencia ante una situación alarmante, que ya ha ocurrido y ante la que no se está tomando ningún tipo de medidas para subsanarla”.

Competencia del Ministerio

Este mismo lunes, la consejería de Sanidad de Madrid, ha respondido a esta cuestión. “Independientemente de las competencias que pueda tener el Ministerio de Sanidad, urge que la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, adopte medidas especiales y excepcionales, para autorizar la venta a otros proveedores que faciliten la venta de estos productos de vital importancia para las personas con discapacidad”.

“Los ciudadanos con discapacidad ya no entienden de competencias y sí, de buscar soluciones para paliar situaciones complejas ante un posible peligro de su estado de salud y si al final, estamos en un país donde las competencias obstaculizan las soluciones, tendremos que pensar en cambiar las competencias para subsanar estos problemas”, indican desde este departamento.

“Es importante que esta situación se resuelva con carácter de urgencia, ya que se está poniendo en riesgo la salud de las personas pues, las bolsas, generan bacterias y microorganismos que perjudican seriamente la salud de las personas e incluso causarles la muerte”, indica la Federación.

Como ha denunciado la Federación, la empresa que proveía de estos productos ha quebrado. La Comunidad de Madrid, dentro de sus competencias, indican desde la Consejería de Sanidad, comunicó a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) esta falta de productos sanitarios el martes 6 de febrero. La AEMPS, por su parte, notificó esta carencia a la Comunidad el día 9, es decir, tres días más tarde.

Un problema nacional

La Consejería aclara que se trata de un problema a nivel nacional que compete, por tanto, al Ministerio de Sanidad y la AEMPS; insisten que es quien tiene que coordinar las actuaciones que sean pertinentes con todas las comunidades autónomas, indica la comunidad. La consejera Fátima Matute ya ha dicho que se hará lo posible porque se solucione cuanto antes.

No obstante, la Comunidad de Madrid asegura que se ha puesto a disposición del Ministerio y la AEMPS para ayudar en la búsqueda de proveedores. “La idea es que tan pronto como se encuentren nuevas alternativas de calidad, se puedan comercializar cuanto antes”, señalan desde la Consejería de Sanidad.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button