Nacional

No somos como el PSOE

Fuentes oficiales de la dirección del PP han confirmado que la cúpula de Junts les exigió, el pasado mes de julio, la amnistía para Carles Puigdemont y el resto de líderes independentistas, como requisito para apoyar la investidura de Feijóo tras las elecciones del 23-J.

El propio líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha aludido a ello durante un mitin electoral celebrado en Sarria (Lugo), en el que ha explicado: “El Partido Popular tardó menos de 24 horas en decir que no y en rechazar totalmente la amnistía”.

En cambio, ha señalado, “el PSOE lleva cinco meses intentando encajar a martillazos la amnistía en la Constitución española y en los tratados de la Unión Europea”. El dirigente popular ha precisado: “Para mí, la amnistía siempre fue una línea roja. Para Sánchez, fue una oportunidad política”.

[Feijóo alerta contra el dúo PSOE-BNG: “Se sumarían al carrusel de referéndums de independencia”]

Tras las elecciones del 23-J, el PP anunció formalmente que se dirigiría a todos los partidos salvo a Bildu para pedirles su apoyo a la investidura de Feijóo. La única línea roja, indicaron las fuentes populares, era el partido de Arnaldo Otegi por sus vínculos con el terrorismo.

Los contactos discretos se produjeron en el Parlament entre el concejal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona Daniel Sirera y Albert Batet, hombre de confianza de Puigdemont, antes de que se produjera la constitución de la Mesa del Congreso.

Más tarde, el vicesecretario de Acción Institucional del PP, Esteban González Pons, explicó en un coloquio que habló de forma informal con el propio Carles Puigdemont en los pasillos del Parlamento Europeo.

Fuentes del PP han reconocido ahora que la contraprestación que Junts exigió para apoyar la investidura de Feijóo fue la amnistía a todos los líderes independentistas. En 24 horas, el PP respondió con un no tras constatar que esta fórmula resultaría inconstitucional. “No somos como el PSOE“, indican al respecto los populares.

Durante el acto electoral celebrado este sábado en Sarria (Lugo), Feijóo ha afirmado que sin duda está “a favor de la reconciliación. Haremos todo lo posible”, ha anunciado, “para que aquellos que rompieron la convivencia se reconcilien con el Estado de derecho y con la convivencia del país”.

Pero el líder del PP ha recalcado que “la reconciliación nunca puede pasar por la impunidad. No hay reconciliación si quien ha cometido un delito dice que lo volverá a
cometer”, ha precisado, “y mucho menos si dice que va a reincidir y a declarar otra vez la independencia de una parte de nuestro país, a ejercer un referéndum ilegal, a hurtar y a esconderse de todos los principios básicos que rigen el Estado de derecho”.

Por todo ello, Feijóo ha exigido desde Galicia a Carles Puigdemont y al resto de líderes independentistas que se fugaron de la Justicia que “regresen a España y se sometan a disposición de los tribunales españoles“.

Fuentes oficiales del Partido Popular han querido evitar cualquier interpretación equívoca de estas palabras y han indicado que “el PP nunca indultaría a una persona acusada por cualquier delito, que no mostrara total arrepentimiento por sus actos ni mostrara propósito de enmienda”.

“Nuestra postura es clara”, añade la nota oficial del PP, “ni amnistía (porque es inconstitucional) ni indultos (porque son injustos y arbitrarios) para aquellos que desafiaron al Estado y dicen que lo volverían a hacer. No a negociar impunidad por votos, y no a llamar reconciliación a lo que es interés electoral o parlamentario”.

Las fuentes de la calle Génova añaden que “la reconciliación que defiende Sánchez es ficticia y solo surge de la necesidad judicial de quien tiene los votos y la necesidad política de quien los necesita (…) Por eso dijimos no en menos de 24 horas a la amnistía que Sánchez lleva cinco meses queriendo impulsar en nuestro país. Y por eso Sánchez es presidente y Feijóo no”.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button