Nacional

Silvia López discutió con sus hijos días antes de ser asesinada de una puñalada en Castro Urdiales

Una discusión por las notas pudo ser el desencadenante del asesinato de Silvia López Gayubas a manos de sus dos hijos adoptivos en Castro Urdiales (Cantabria). Así lo sospecha la Guardia Civil, que se encuentra investigando el presunto asesinato de la catequista. La disputa habría empezado días atrás, pero este miércoles se habría vuelto a sacar el tema.

Esto pudo provocar que J., el mayor de los hijos adoptivos de Silvia López, le clavara un objeto punzante en el cuello que, a la postre, le provocaría el fallecimiento. E., el menor de los hermanos -también de origen ruso- le habría ayudado a trasladar el cadáver para guardarlo en el interior del coche familiar, aparcado en el garaje. Lo amordazaron y le pusieron una bolsa en la cabeza. 

Según relatan a EL ESPAÑOL fuentes de la investigación, tras cometer el crimen, los menores llamaron a su abuela y le dijeron que les estaban intentando secuestrar. Fue cuando los agentes de la Guardia Civil se trasladaron al lugar de los hechos, donde descubrieron el cuerpo inerte de la madre sobre las 21:00 horas.


Silvia López, la madre presuntamente asesinada por sus dos hijos en Castro Urdiales

Los menores serían hallados varias horas después escondidos en los acantilados del parque Cotolino. Eran las dos de la madrugada y acabarían confesando el presunto asesinato. Fue J., el mayor de los hijos, el que acabó con la vida de Silvia López.

Así lo confirmó la alcaldesa de Castro Urdiales, Susana Herranz, a los micrófonos de Radio Euskadi: El hermano mayor, de 16 años, es el “presunto autor de los hechos”. “Estamos consternados por esta trágica noticia, desagradable y de absoluta tristeza. Es lamentable que ocurran hechos así”, ha expresado.

[Silvia López, la catequista asesinada de una puñalada por sus dos hijos adoptivos en Castro Urdiales]

6 meses de internamiento

La titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Santander, en funciones de guardia este jueves, ha acordado el internamiento en régimen cerrado durante seis meses del hijo mayor de la Silvia López, tal y como había solicitado la Fiscalía de Menores de Cantabria.

En un auto dictado esta tarde, la magistrada ha adoptado esta decisión provisional, prorrogable por otros tres meses, por la “presunta comisión” por parte del menor investigado, de 16 años, de un delito de asesinato.

El menor será internado en el Centro Socio-Educativo Juvenil de Parayas, han informado fuentes judiciales.

Tras su detención de madrugada, el menor ha pasado este mediodía a disposición de la Fiscalía de Menores, donde ha sido explorado por el equipo técnico adscrito al Juzgado de Menores, que ha emitido un informe.

[El último mensaje de Silvia López, la madre asesinada por sus dos hijos rusos en Castro Urdiales]

Después, la Fiscalía le ha tomado declaración y a continuación ha solicitado al Juzgado la adopción de una medida cautelar de internamiento, por estimar que existen indicios de que es autor de un delito de asesinato.

Recibida esta petición, el Juzgado de Guardia de Santander, que fuera del horario de audiencia asume las funciones del Juzgado de Menores, ha celebrado una comparecencia esta tarde con presencia del menor.

La calle de Castro Urdiales donde se habría cometido el crimen.


La calle de Castro Urdiales donde se habría cometido el crimen.

EFE

En ella, el equipo técnico ha informado sobre su situación y la fiscalía ha interesado la adopción de la medida cautelar, con la que todas las partes han mostrado su acuerdo. Su hermano, de 13 años -que también estaría involucrado en los hechos pero que es inimputable al tener menos de 14– ha ingresado en un centro de protección de menores, por indicación del fiscal.

La jurisdicción de menores se encuentra regulada por la Ley de Responsabilidad Penal del Menor, que en el año 2000 creó los Juzgados de Menores.

Según la misma, la instrucción de la causa -práctica de todas las diligencias que se estimen oportunas para esclarecer los hechos- corresponde a la Fiscalía de Menores.

El Juez de Menores, por su parte, se erige en un juez de garantías que solo interviene cuando se propone adoptar alguna medida o practicar alguna diligencia que suponga una limitación de derechos.

Finalizada la instrucción por parte de la Fiscalía, si ha lugar al enjuiciamiento, corresponde también al juez de Menores.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button