Nacional

De cabizbajo a tener ganas de explicarse

Dani Alves habría mantenido una actitud muy parecida a lo largo de las tres jornadas que ha durado el juicio, hasta el momento de su comparecencia, aunque habría manifestado algunos cambios significativos en momentos clave del proceso.

La periodista de Antena 3 en Barcelona, Marta Rams, ha podido seguir y escuchar todo el juicio. Marta expone cómo el primer día se mostraba “cabizbajo, mirando al suelo” más tiempo que al tribunal, al que sólo dirigía la mirad a puntualmente. Este lenguaje no verbal del futbolista se habría mantenido prácticamente invariable desde que comenzó el proceso hasta casi el final.

El miércoles, en el traslado del acusado por parte de los agentes, desde los calabozos hasta la sala en que se celebraba la sesión, Dani Alves parecía estar mucho más tranquilo e incluso llegó a contestar a los periodistas a una pregunta, expresando su voluntad de hablar para explicarse y dar su versión de lo ocurrido.

Importante estado de embriaguez

Las palabras de Alves no sorprendieron y respondió únicamente a las preguntas de su abogado. Como explica Marta Rams, en todo momento mantuvo su inocencia y afirmaría que las relaciones fueron consentidas, siendo resultado, además, de la actitud de la joven, a la que el deportista atribuye haber tomado iniciativa. También insistía en su declaración que esa noche se encontraría en un importante estado de embriaguez, uno de los argumentos en los que se apoyaría la defensa, pero después daría una serie de detalles muy específicos.

Hundido

El futbolista llegó incluso a romper a llorar en su comparecencia, concretamente cuando contaba cómo se entera de la acusación por agresión sexual. También se mostró igual de vulnerable al preguntado por la cantidad de dinero que tendría actualmente en su cuenta, respondiendo que 50.000 euros.

Su mujer y la familia

Joana Sanz, esposa de Dani Alves, a parte de mostrar una estrecha unión con la familia de él, sí que sorprendió en su declaración. Los distintos medios que han seguido el caso, desde el principio, estaban convencidos de que la mujer de Dani Alves se encontraba en Tenerife en la noche en que transcurrieron los hechos. Aun así su testimonio en el juicio ha sido distinto y afirmaba que ella sí se encontraba en la casa que compartía con el futbolista. Además apoyó la versión de Alves, asegurando que llegó muy bebido a la vivienda.

Peticiones de la defensa, la acusación particular y la Fiscalía

Tras la última sesión del juicio, la abogada de Dani Alves solicitó la inmediata puesta en libertad de su cliente hasta que se emita el veredicto.

Por otra parte el tribunal tendía que resolver ahora la supuesta condena. La defensa mantenía la inocencia del exjugador del F.C. Barcelona, y solicitaba por tanto su absolución y puesta en libertad o como mucho una alternativa de un año de encarcelamiento, tiempo que ya habría pasado en el Centro Penitenciario de Brians 2, de Barcelona. La Fiscalía pedía una condena de 9 años de cárcel, mientras que Esther García, abogada de la víctima de la supuesta agresión, como acusación particular instaba a aplicar una pena de 12 años, coincidiendo eso sí en la cuantía de la indemnización.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button