Nacional

Luis, estafado del amor por una mujer francesa que le ha dejado sin ahorros: “No ves las alarmas”

Luis pensó a sus 59 años que había encontrado el amor con una mujer francesa que conoció en las redes sociales. La relación cada vez se fue haciendo más intensa, pero un día comenzó a pedirle dinero.

Con la excusa del cumpleaños de su hija, le pidió 480 euros, algo que se repitió en varias ocasiones. Pedía los ingresos en diferentes cuentas para no dejar rastro.

En total, Luis llegó a entregarle todos sus ahorros y fue cuando se lo pidió de vuelta que se dio cuenta de que estaba siendo víctima de una estafa.

En ‘Y ahora Sonsoles’ hemos buscado a la presunta estafadora en redes sociales. Tiene casi 1.200 seguidores y emplea varias identidades diferentes. En sus fotos hemos encontrado únicamente comentarios de hombres como Luis, alagándola y queriendo hablar con ella.

Todos ellos son posibles víctimas que pueden perder todo su dinero, como Luis, que sigue a la espera de poder recuperar al menos una parte del dinero que perdió con la estafadora del amor.

Luis ha visitado el plató de ‘Y ahora Sonsoles’, y ha contado que la persona que habla con él es tan solo un muñeco que da la cara y detrás hay toda una organización “muy sofisticada”.

Cuando empezó a hablar con esta mujer, estaba pasando por una situación difícil porque se produjeron 6 muertes de familiares en tan solo dos meses, lo que le afectó en el trabajo, que acabó perdiendo. Además, como consecuencias de los fallecimientos, cambió por completo de vida y se fue de su ciudad.

“Me encontraba en una situación de apatía y abatido”, ha asegurado. Fue ahí cuando entró en una red social y acabó atrapado. Luis publicaba fotografías de paisajes y la presunta estafadora le daba ‘me gusta’.

En una primera etapa, que él ha denominado de ‘enamoramiento’, hablaba con ella, y fue muy seductora. Desde el principio le dijo que buscaba formar una familia y, además, empezó poniéndole una fecha para conocerse.

Con las conversaciones empiezan a generar una sensación de ansiedad, ha explicado, lo cual le lleva a generar una película porque el cerebro ha sido “secuestrado”, ha contado Luis. “A partir de ahí no ves las alarmas”, ha asegurado.

En la primera petición de dinero, él se negó a darle los 2.700 euros que le pidió. Sin embargo, él ha querido centrarse en dejar claro que las víctimas no son culpables de nada, sino que son personas generosas e inocentes que han caído en una trampa. “Viniendo aquí viviré sin miedo, sin culpa y sin vergüenza”, ha dejado claro.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button