Cuenta atrás para la administración del monoclonal Nirsevimab frente al virus respiratorio sincitial (VRS), causante de la bronquiolitis en los bebés, para la temporada 2023-2024. Un hito, dicen los médicos que, cada otoño/invierno se enfrentan a una ola de ingresos de niños aquejados de la enfermedad. La Comisión de Salud Pública ha instado a inmunizar a los bebés a la mayor brevedad, “a ser posible en el mes de octubre”, y a establecer medidas de seguimiento del impacto. Las comunidades autónomas ya se organizan para administrar el fármaco a comienzos del próximo mes. Algunas, como Galicia y Andalucía, se adelantan: empezarán el 25 de septiembre.

Las comunidades comenzarán a inmunizar a los pequeños de mayor riesgo y a los bebés menores de 6 meses. El objetivo, frenar la infección respiratoria más extendida entre los niños menores de un año y la que más hospitalizaciones provoca entre los más vulnerables. El virus es el causante del 80% de los casos de bronquiolitis en España. Una verdadera avalancha de casos que colapsa los servicios de Urgencias cada temporada.

En nuestro país, las infecciones por este virus originan entre 7.000 y 14.000 hospitalizaciones cada año. Además, entre el 2-3% de los niños con una primo infección por VRS en los primeros 12 meses de vida necesita ingresar en el hospital. De ese porcentaje, el 2-6%, entra en UCIs pediátricas. El riesgo es mayor en bebés con enfermedad respiratoria crónica debida a la prematuridad, enfermedades con afectación de la inmunidad, enfermos neuromusculares, síndrome de Down y bebés con cardiopatías congénitas.

Nirsevimab -autorizado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas in inglés) en noviembre de 2022-, no es una vacuna como tal, pero se considera así en los calendarios de inmunización autonómicos. Es un anticuerpo monoclonal recombinante -una proteína fabricada en laboratorio que actúa como cualquier anticuerpo producido de manera natural por el organismo humano- que se administra en dosis única por vía intramuscular y que previene la infección por el virus.

Alivio de los pediatras

El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP) publicaba a comienzos de año la actualización correspondiente a 2023 del calendario de inmunizaciones infantiles recomendadas para los niños y adolescentes. Por primera vez, el calendario cambiaba el término ‘vacunaciones’ por el de ‘inmunizaciones’ ya que ya no sólo se incluían vacunas, precisamente por la incorporación del anticuerpo monoclonal como medida preventiva frente al VRS. Al estar incluido en el calendario, el fármaco es gratuito para las familias.

La Sociedad Española de Neonatología (SeNeo) también ha publicado sus recomendaciones, en la revista Anales de Pediatría, para la prevención de las infecciones graves por el VRS. Los neonatólogos aconsejan el uso del anticuerpo monoclonal para la estación epidémica 2023- 2024 en determinados grupos de lactantes y en grupos de riesgo. Según los datos preliminares de los distintos ensayos clínicos previos a su autorización, consigue reducir la hospitalizaciones en más del 80%

Evita hospitalizaciones

Cada comunidad autónoma es la que organiza dónde administrará el fármaco a los pequeños. En Galicia, por ejemplo, la Consellería de Sanidade ha avanzado que a los recién nacidos se les inyectará el fármaco mientras están en el hospital. Al resto se le citará también en el centro sanitario. En la Comunidad Valenciana, donde la campaña arrancará el 1 de octubre, los menores nacidos entre el 1 de abril de 2023 y el 30 de septiembre de 2023 se inmunizarán en los centros de salud, previa citación. Los nacidos entre el 1 de octubre de 2023 y el 31 de marzo de 2024 las recibirán en las propias maternidades, antes del alta.

En Andalucía, la consejera de Salud y Consumo, Catalina García, ha informado que las dosis totales contratadas para la campaña 2023-2024 son 63.600, con un presupuesto total de 13,8 millones de euros. Se administrarán a todos los niños que vayan naciendo desde el 1 de octubre de 2023 al 31 de marzo de 2024. Asimismo, se administrará también a todos los lactantes nacidos entre el 1 de abril y el 30 de septiembre de 2023, a los que se les captará a finales de este mes de septiembre. El pasado año, las infecciones por este virus mantuvieron ingresados a 301 menores en la comunidad, durante el pico más alto, el de noviembre.

En Madrid, el Consejo de Gobierno aprobaba en julio la inversión de 10,8 millones de euros para la adquisición de 50.000 dosis del fármaco. Según informan a El Periódico de España, del grupo Prensa Ibérica, fuentes de la Consejería de Sanidad, a partir del 2 de octubre, se iniciará la inmunización a todos los menores de 6 meses. En la región, durante la pasada temporada 2022/23, se registraron más de 18.000 urgencias pediátricas por bronquiolitis y 3.800 ingresos hospitalarios de lactantes menores de 12 meses, con más de 300 estancias en las UCI.