En la A-381 que comunica Jerez de la Frontera y Los Barrios, una autovía autonómica de gran tránsito ya que une la Bahía de Cádiz con la de Algeciras, hay un radar que dispara más rápido que John Wayne. 79.258 multas impuso en 2022 el cinemómetro situado en el kilómetro 74,6 -dirección Algeciras-, nada más salir del pequeño túnel de Valdeinferno. Eso significa 217 multas al día. Nueve cada hora. Una cada 6,6 minutos. Es de largo el radar que más multa en nuestro país de los 780 fijos que hay. ¿Pero por qué?

El Periódico de España, del grupo Prensa Ibérica, se ha desplazado hasta esta autovía que sigue parcialmente el trazado de la antigua C-440 (Chipiona-Jerez-Medina-Los Barrios) y que se inauguró totalmente en 2005. La autovía cruza el parque natural de Los Alcornocales, uno de los más grandes de España. Señales que advierten de que pueden cruzar ciervos alertan al conductor en una autovía en la que se puede circular a 120 kilómetros por hora excepto en algunos tramos, entre ellos el que nos ocupa, al que hay que ir a 80. 

Curvas

“Hay un par de curvas, pero no creo que sea un tramo peligroso. Peligrosas son las curvas de la carretera de Tarifa a Algeciras. Ahí hay dos radares y están bien puestos porque esas curvas…puffff”, explica Kiko, camarero de la Venta El Frenazo, muy cerca del radar más multón, un establecimiento emblemático de Los Barrios y que está situado precisamente en una peligrosa curva de la carretera comarcal C-440. De ahí el nombre de El Frenazo.

“A mí nunca me ha pillado”, asegura el camarero sobre el radar. “Es una trampa; además, es una carretera muy transitada, porque es la única que hay para venir de Sevilla hasta toda esta zona”, tercia una compañera. Hasta la llegada de la autovía se tardaba desde Algeciras dos horas hasta Jerez. Ahora no más de 45 minutos. “La verdad es que, no sé, los radares se ponen o con fines recaudatorios o para regular la velocidad, y este no sé muy bien”, aprecia Kiko, que deja una última advertencia al periodista: “Vete despacito, no te vayan a mandar la receta”.

Es mediados de agosto y el tránsito es bastante intenso, con muchos camiones. Ya en el sentido Jerez, al llegar al túnel de Valdeinfierno, las señales marcan que la velocidad en ese tramo se reduce a 80 pese a ser en pendiente. Muchos vehículos, la mayoría, no lo respetan, ya que no hay radar. Cruzamos el túnel, que en verdad no parece particularmente peligroso, y al poco hay un cambio de sentido en la salida a un sendero para montañistas.

En sentido Algeciras, es otro cantar. Una gran señal advierte de la presencia inminente del cinemómetro: “Por su seguridad. control de velocidad”. Uno va a 120 tan pancho y tiene que empezar a reducir la velocidad. “Es un radar que multa mucho, sí”, admiten fuentes de la Guardia Civil, que como muchos usuarios habituales de la vía tienen claros los factores que hacen que multe tanto. “Es un cambio de rasante, y está a 80 de límite. Si te despistas y vas a 120 no te lo esperas, no te da tiempo a frenar. Además está justo al salir del túnel y a la izquierda, cuando lo normal es que esté a la derecha”, comenta un agente del Instituto Armado de la zona.

Lo cierto es que al ser un tramo en bajada muchos conductores podrían dar más zapatilla de la cuenta ya que (aparentemente) no reviste particular peligrosidad, pero el radar hace de ‘stopper’. Para quién se dé cuenta, claro. “A nosotros no nos ha pillado porque somos de aquí, pero conozco mucha gente que ha caído”, explica el empleado de una gasolinera cercana, que subraya también las ‘trampas’ del radar, que obliga a ir a 40 kilómetros por hora por debajo de la velocidad habitual, y encima está inmediatamente después de un túnel. “Es que no se ve hasta que lo tienes ahí”. 

Más radares, más multas

En total, en todo el año 2022, los radares de la DGT formularon 3.704.675 denuncias por superar el límite de velocidad, un aumento del 21,2% con respecto al año anterior (3.056.437), según reveló recientemente un estudio realizado por la organización de defensa de los conductores Automovilistas Europeos Asociados (AEA), que atribuye este hecho a la activación de nuevos radares.

Por comunidades autónomas, el informe de AEA destaca que los radares más activos se han localizado en Andalucía, con 953.422 denuncias formuladas (25,7% del total); en la Comunidad Valenciana, con 447.470 (12%) y Castilla y León, con 427.448 (11,5%). Por el contrario, los radares situados en La Rioja (39.757), Navarra (83.231) y Asturias (83.993) son los que menos denuncias formularon.

Tras el de Los Barrios, el segundo en el ranking de los cinemómetros que más sancionan se encuentra en la misma autovía, la A-381, pero en el kilómetro 37,29 (interpuso 68.321 multas en 2022), seguido del situado en el kilómetro 326,39 de la A-7, en Valencia, que sancionó a 50.387 vehículos.