Dani Arce es un atleta extraordinario tanto dentro como fuera de la pista a nivel personal. Con 1,90 de altura y 30 años, el burgalés lleva muchos años compaginando los entrenamientos al más alto nivel con el cuidado de su madre Pilar, enferma de esclerosis.

Se trata de una de las enfermedades más terribles, ya que ataca al sistema neurológico y afecta a la movilidad y al equilibrio sin mermar las facultades mentales, por lo que el afectado va comprobando su deterioro. “No sé si la animo yo o es ella la que me anima a mí”, comentó el obstaculista en una entrevista reciente.

Esos serios problemas de movilidad han impedido a Pilar ver a su hijo competir cuando fue plata en 2018 en 3.000 metros obstáculos en los Iberoamericanos de Perú, cuando debutó en un Mundial en Doha’09, cuando se ‘estrenó’ como olímpico en Tokio en 2021, en su cuarta plaza en los pasados Europeos de Múnich’22 ni este verano en su flamante victoria en Silesia en la Copa de Europa de Selecciones.

Dani Arce y una gran admiradora, su madre Pilar SPORT.ES


Sin embargo, estos Mundiales son diferentes y toda la familia se ha movilizado para que Pilar pueda ver en directo a su hijo Dani. “Ha sido muy complicado, pero ella quería y lo hemos conseguido. Me vio clasificarme para la final y para mí fue algo muy emocionante. Imagínate, que tu madre te vea por primera vez a este nivel”, explicaba a SPORT, de Prensa Ibérica, a punto de emocionarse.

“Es la primera vez que coge un avión y la final me la tomo todavía con más ilusión y con más ganas, porque ella va a estar ahí disfrutando y viviéndolo en directo”, añadió el burgalés en una final que será muy especial a nivel personal y que se disputará este martes a las 21.42 horas.

A las órdenes de Benjamín Álvarez Furones desde que empezó a coquetear con el atletismo, Dani Arce destaca incluso más a nivel humano que en las pistas. Da gusto hablar con él. Lo explica todo son sencillez y con humildad, pero también con la ilusión y con las ganas de alguien que ha sufrido muchos sinsabores, como en 2017 cuando tenía pie y medio en el Mundial de Londres y se quedó fuera por su mal papel en el Campeonato de España.

Dani Arce, un ‘currante’ del atletismo INSTAGRAM


Ahora por fin ha encontrado el punto ideal de su carrera con la citada cuarta posición en los Europeos de 2022 y con el sensacional registro de 8:10.63 que logró el pasado 9 de junio en París y que lo sitúan cuarto español de siempre solo por detrás de tres emblemas como el exsubcampeón europeo Fernando Carro (8:05.79), el bronce continental hace 21 años Luismi Martín Berlanas (8:07.44) y Eliseo Martín (8:09.98), histórico bronce en los Mundiales de París 2003.

¿Hasta dónde llegará en la carrera más importante de su vida? Dani Arce parte con la octava marca de los participantes esta temporada, entre los que el etíope Lamecha Girma (reciente plusmarquista mundial con 7:52.11) y el marroquí Soufiane El Bakkali parecen por encima del resto. En la grada tendrá el apoyo más especial, el de su madre Pilar.