Wall Street cotiza con signo mixto este lunes tras poner fin a una semana de pérdidas marcada por el repunte de los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años y la debilidad de China, que pesaron sobre el sentimiento de los inversores. En esta jornada, éstos siguen muy atentos al comportamiento de los bonos y a las noticias procedentes del gigante asiático.

“El rendimiento a 10 años de EEUU se acercó a los niveles más altos desde 2007, mientras que el rendimiento a 30 años avanzó hacia niveles vistos por última vez en 2011. El aumento de los rendimientos pesa sobre los principales índices bursátiles”, explica Ipek Ozkardeskaya, analista sénior de Swissquote Bank.

“Los mercados estadounidenses, que hasta hace poco se habían mostrado mucho más resistentes, también han sucumbido a la reciente debilidad de los mercados de renta variable, cayendo por tercera semana consecutiva, y tanto el S&P 500 como el Nasdaq 100 se han situado por debajo de sus respectivas medias de 50 días, lo que indica que podrían producirse nuevas pérdidas”, analiza Michael Hewson, director de análisis de CMC Markets en Londres.

CHINA, EN EL FOCO

El mercado está muy atento a la situación económica de China. La debilidad del gigante asiático y la crisis inmobiliaria que atraviesa el país han aumentado las preocupaciones de los operadores.

Este lunes, el Banco Popular de China ha recortado su tipo de interés preferencial para préstamos a un año -el tipo de referencia para la mayoría de los préstamos a hogares y empresas en China- en 10 puntos básicos, del 3,55% al 3,45%, y ha mantenido sin cambios el de los préstamos a cinco años.

“El crecimiento de la economía de China continúa ralentizándose a marchas forzadas y las autoridades del país siguen ‘amagando’ con importantes medidas de tipo monetario y fiscal, pero no terminan de implementarlas, lo que ha llevado a muchos inversores a descartar que la voluntad del Gobierno de China vaya realmente en esa dirección. Esta madrugada el Banco Popular de China (PBoC) ha vuelto a ‘defraudar’ al bajar sus tipos de referencia a 1 año menos de lo esperado y al mantener sin cambios, de forma sorpresiva, los a 5 años-“, señalan los expertos de Link Securities.

“Como era previsible, esta medida no impresionó a los mercados, que esperaban que las autoridades fueran mucho más enérgicas. Esta falta de urgencia ha pesado en los mercados asiáticos y es poco probable que despierte la demanda en una economía en la que la demanda de préstamos parece ser baja de todos modos”, afirma Hewson.

LA CLAVE DE LA SEMANA: JACKSON HOLE

Con todo, la clave de la semana será el simposio de Jackson Hole. Bajo el título ‘Cambios estructurales en la economía central’, los banqueros centrales de todo el mundo tendrán una cita entre el jueves 24 y el sábado 26 de agosto, para analizar la situación y los retos de la economía global.

Una de las intervenciones más esperadas será la del presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, que pronunciará su discurso el viernes.

“El viernes está previsto que intervenga en el mismo el presidente de la Fed, Jerome Powell, intervención que los inversores esperan que sirva para poder determinar si el banco central estadounidense da ya por terminado el proceso de alzas de tipos o apunta a que todavía puede haber un incremento adicional, bien en septiembre, algo que los mercados no esperan, o bien en noviembre. Ello dependerá, y es lo que esperamos que diga Powell, de lo que apunten los datos entrantes sobre el comportamiento de la inflación y del mercado laboral estadounidense“, añaden en Link Securities.

ECONOMÍA, EMPRESAS Y OTROS MERCADOS

En el plano económico, esta sesión viene vacía de referencias macro; sin embargo, a lo largo de las próximas jornadas, los inversores conocerán los PMI manufactureros y de servicios de agosto (miércoles), las peticiones semanales de desempleo (jueves) y las expectativas de inflación de los consumidores de EEUU, que elabora la Universidad de Michigan (viernes).

A nivel empresarial, Nvidia publicará sus resultados empresariales el próximo 23 de agosto.

“Sus cifras serán claves para determinar si las expectativas creadas sobre la inteligencia artificial, que se reflejan en las valoraciones exigentes que presentan muchas de las compañías implicadas, son realistas o están algo ‘infladas’. De cómo recojan los inversores las cifras que presente la compañía puede depender si el Nasdaq Composite reacciona al alza o prosigue corrigiendo”, apuntan desde Link Securities.

En otros mercados, el petróleo West Texas sube un 0,74% ($81,83) y el Brent gana un 0,65% ($85,47). Por su parte, el euro se aprecia un 0,17% ($1,0891), y la onza de oro gana un 0,47% ($1.925).

Además, la rentabilidad del bono americano a 10 años avanza al 4,318% y el bitcoin cae un 0,34% ($26.037).