Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, y Jenni Hermoso, jugadora de la selección, han protagonizado un momento más que curioso justo antes de la entrega de premios del Mundial de Australia y Nueva Zelanda 2023, en el que España se ha proclamado campeona.

La celebración del primer mundial de la historia del fútbol femenino español deja una riada de imágenes de felicidad y alegría, con la Reina Letizia y la Infanta Sofía junto a las 23 jugadoras y el cuerpo técnico en el epicentro de la fiesta. Ahí también estuvo Luis Rubiales, que no iba a dejar pasar la ocasión de salir en la foto y ocupar el foco.

En concreto, en plena celebración, con la euforia reinando en el ambiente, el presidente de la Federación española acaparó bastante protagonismo en la entrega de medallas, donde estaba ubicado estratégicamente al lado de la realeza y de Infantino. Rubiales fue saludando una a una a todas la campeonas del mundo. Abrazos y besos efusivos que, en uno de los casos, se le fue algo de las manos.

En el momento de felicitar a Jenni Hermoso, el presidente de la Federación le dio un beso en la boca, lo que popularmente se conoce como un ‘pico’, entre las risas de presidente y jugadora, y la sorpresa de los telespectadores y las redes sociales, que no han tardado ni un segundo en hacer este momento uno de los más virales de la fiesta.

Montero y Belarra hablan de “violencia sexual”

Las ministras en funciones de Igualdad, Irene Montero, y de Derechos Sociales y Agenda 2023, Ione Belarra, han tachado el gesto de Rubiales de “violencia sexual”.

“No demos por hecho que dar un beso sin consentimiento es algo “que pasa”. Es una forma de violencia sexual que sufrimos las mujeres de forma cotidiana y hasta ahora invisible, y que no podemos normalizar. Es tarea de toda la sociedad. El consentimiento en el centro. Solo sí es sí“, ha escrito en Twitter la titular de Igualdad.

En la misma línea y compartiendo este último texto, se ha expresado Belarra, que ha sentenciado: “Lo que todas pensamos, si hacen eso con toda España mirando, qué no harán en privado. La violencia sexual contra las mujeres tiene que terminar. Un abrazo a las CampeonAs!”, ha escrito.

España, campeona del mundo tras una oda al fútbol

La selección española femenina de fútbol se ha proclamado brillante campeona del mundo por primera vez en su historia tras vencer a Inglaterra por 1-0 con un gol de Olga Carmona, quien una vez más se convirtió en heroína. España tocó por fin el cielo con su primer gran título y ya tiene su ansiada estrella, un premio fruto del trabajo de muchas generaciones de futbolistas y confirmado por seguramente la mejor que había dado el fútbol femenino nacional. Lo hizo, como en cuartos y en semifinales, sufriendo hasta el final, pero dando esta vez muestras de mucha madurez para controlar los intentos de una campeona de Europa, competitiva, pero que salvo en algunos compases, siempre dio la sensación de ser inferior.

Este título es el fruto del trabajo de muchas generaciones de futbolistas y ha sido confirmado por una de las mejores actuaciones del fútbol femenino nacional. El equipo dirigido por Jorge Vilda demostró madurez al controlar a la campeona de Europa, Inglaterra, en un partido donde España mantuvo su sello característico y resistió hasta el final.

El equipo español comenzó algo nervioso en la final, pero se asentó con el tiempo. A pesar de los intentos de Inglaterra, España se defendió sólidamente y aprovechó el gol de Olga Carmona para asegurar la victoria en Sidney. A lo largo del partido, España demostró su calidad técnica y capacidad de peligro en el ataque.

La resistencia de Inglaterra se mantuvo, pero España supo mantener el equilibrio y aseguró la victoria con su gol. Jenni Hermoso tuvo la oportunidad de ampliar la ventaja desde el punto penal, pero Mary Earps, la portera de Inglaterra, detuvo el disparo. A pesar de la presión final de Inglaterra, España mantuvo la compostura y se llevó el título mundial.

Este histórico triunfo es un reflejo del trabajo y el talento del equipo español, que superó obstáculos y demostró su valía en el escenario mundial del fútbol femenino. La victoria de España en el Mundial quedará grabada en la memoria de todos los aficionados al fútbol y marca un hito significativo en la historia del deporte femenino en España.