Los termómetros seguirán subiendo este lunes 21 de agosto en uno de los “días álgidos” de una nueva ola de calor, la cuarta que se registra en lo que va de verano. Un total de 35 provincias estarán en alerta naranja y amarilla por altas temperaturas.

En esta ola de calor, que ha comenzado este domingo y se extenderá probablemente hasta el jueves, se producirá en los próximos días un ascenso progresivo de las temperaturas en buena parte de la Península y Baleares, debido a la fuerte insolación sobre una masa de aire cálida y estable, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Las altas temperaturas afectarán al cuadrante nordeste peninsular y a las cuencas de los grandes ríos.

Este domingo han ascendido las temperaturas en la mayor parte de la Península, excepto en el sureste, el litoral mediterráneo andaluz y el Cantábrico, donde han descendido.

Así, se han alcanzado los 38-40ºC en el medio Ebro, depresiones del nordeste, sur de los Pirineos, extremo nororiental de Cataluña, valle del Guadalquivir y oeste de Andalucía, mientras que de forma generalizada se han llegado a los 36-38ºC en el interior peninsular, salvo en Galicia y el noroeste de Castilla y León.

La AEMET ha avanzado que el lunes y el martes serán “los días álgidos” de este episodio. Es probable que se alcancen o superen los 40ºC en amplias áreas de los cuadrantes suroccidental y nororiental peninsulares, y los 36-38ºC en el interior peninsular, Mallorca y el sur de Galicia, sin descartar que se extiendan también a puntos del sureste.

A partir del miércoles existe una “elevada incertidumbre” en la predicción, ya que es probable que se inestabilice la atmósfera y se generen chubascos y tormentas en áreas del interior peninsular, lo que podría producir un descenso ligero de las temperaturas.

No obstante, la AEMET apunta que continuarán siendo elevadas, y es probable que, tanto el miércoles como el jueves, todavía se alcancen los 38-40ºC en el medio Ebro y depresiones del nordeste, así como en los valles fluviales del cuadrante suroccidental.

Las temperaturas continuarían descendiendo el viernes, lo que daría fin al episodio de ola de calor, si bien continuarán siendo elevadas en los valles del suroeste peninsular y en las depresiones del nordeste. Además, el fin de semana es probable que se produzca un descenso térmico más acusado.

Las temperaturas mínimas también serán muy elevadas durante el episodio, con noches tropicales, por encima de 20ºC, e incluso por encima de 23-25ºC, en puntos de la mitad sur, zona centro y valle del Ebro.

Para el lunes Aemet tiene en alerta amarilla a Granada, Teruel, Palma de Mallorca, Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Zamora, Albacete, Guadalajara, Barcelona, Tarragona, Orense, áreas de Madrid, áreas de Navarra y de La Rioja, Álava y Valencia. Además, ha puesto a Cádiz, Córdoba, Huelva, Jaén, Sevilla, Huesca, Zaragoza, Ávila, Ciudad Real, Cuenca, Toledo, Badajoz, Cáceres, Gerona y Lérida en alerta naranja.