Las familias y personas afectadas por la tragedia del vuelo JK5022 de Spanair han conmemorado este domingo el 15 aniversario del accidente aéreo con la esperanza de encontrar “pronto la paz y la justicia” que les permita seguir viviendo y pasar página, con la mirada puesta en el incendio de Tenerife.

El vicepresidente de la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 (AVJK5022), Federico Sosa, ha leído el manifiesto de la entidad en este 15 aniversario en el monumento Luces en el Vacío, en la zona de Los Nidillos de la playa de Las Canteras, que se erigió para honrar a las 154 víctimas mortales y 18 heridos que tuvo como balance la tragedia.

La asociación renueva su compromiso con los objetivos que desde hace años son a favor del bien común, hemos aprendido del sufrimiento y lo ponemos generosamente al servicio de la sociedad en general”, ha apuntado Sosa ante la presencia de familiares, simpatizantes y autoridades políticas de las islas.

Ha defendido que la seguridad aérea “no tiene más ideología que la vida de sus pasajeros y en ese empeño debemos estar todos unidos“, sobre todo en un territorio como el insular, en el que el avión “es esencial en la vida de los canarios y Gran Canaria ya ha pagado un altísimo precio entre sus hijos que no puede volver a repetirse”.

En el último año, la asociación ha recibido la respuesta de Fiscalía en la que archivaba la denuncia presentada en base al dictamen de la comisión de investigación del Congreso de los Diputados en que se concluía que la tragedia fue provocada por un fallo sistémico en la seguridad aérea española.

“La Fiscalía que supuestamente defiende a las víctimas nos puso a trabajar y no debió gustarle lo que les presentamos porque optaron -para eso tienen las competencias- por archivarlo sin más explicaciones”, ha censurado.

Sosa ha recordado que la AVJK5022 “resiste junto a un puñado de familias, cientos de amigos, socios colaboradores y simpatizantes más de 15 años después“, para luego comentar que, aunque algunas de esas personas afectadas han pasado página como es su derecho, ellos seguirán luchando “por la memoria de sus muertos”.

Palabras de aliento por el incendio de Tenerife

Al inicio del emotivo acto, en el que tres familiares leyeron poemas cargados de emoción que arrancaron las lágrimas de muchos de los presentes, Federico Sosa ha querido tener palabras de aliento para la población de la isla de Tenerife, afectada desde el martes por la noche por un voraz incendio forestal que arrasa ya unas 10.000 hectáreas.

“Mostramos el apoyo de las familias afectadas a la población de Tenerife y con el deseo de una pronta extinción de las llamas, que no provoque más daño, ni más dolor ni más tragedias“, ha deseado.

En el acto han participado el consejero de Obras Públicas del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez (CC), el presidente en funciones del Cabildo de Gran Canaria, Augusto Hidalgo (PSOE), y la alcaldesa de Las Palmas de Gran Canaria (PSOE), así como representantes políticos insulares y municipales de distintos partidos como el PP y VOX.

Hidalgo ha mostrado el apoyo de la Institución insular en la reivindicación de la asociación de lograr que el 20 de agosto sea declarado día para la conmemoración de las víctimas de accidentes aéreos y sus familias.

Se cumplen 15 años del accidente de Spanair. EFE


“Los días especiales no son acciones caprichosas, sino que suponen trasladar a la dimensión que merece la memoria de lo sucedido en España el 20 de agosto de 2008, de manera que no solo los afectados recuerden la efeméride”, ha expresado el presidente en funciones del Cabildo grancanario.

Hidalgo también ha destacado la labor que la asociación en estos años y cómo, “gracias al tesón y el empeño de esos corazones fuertes de los familiares” se han conseguido avances que han supuesto “un antes y un después en las condiciones de la seguridad aérea en España”.

Tras la lectura del manifiesto, y con los acordes de una violonchelista de fondo, las familias fueron colocando, como es tradición, rosas blancas en los 154 huecos del monumento que reflejan cada una de las vidas que se cobró el accidente aéreo aquel 20 de agosto de 2008.