Shah Mahmud Qureshi, vicepresidente del gran partido de la oposición paquistaní, el Movimiento por la Justicia de Pakistán (PTI), ha sido detenido de nuevo este sábado en su residencia de Islamabad, según ha anunciado la propia formación.

Se trata del tercer arresto en menos de tres meses para el ‘número dos’ de la oposición paquistaní, detenido dos veces de manera consecutiva en junio por incitar a la violencia contra el Gobierno en lo que el PTI denunció como parte de la misma campaña de persecución que desembocó en la condena hace dos semanas por corrupción contra su líder y máximo opositor del país, el ex primer ministro Imran Jan.

Qureshi está siendo trasladado a la sede en la capital paquistaní de la Agencia de Investigación Federal (FIA).

Fuentes próximas a la detención han indicado a la cadena GEOTV que Qureshí será interrogado en torno al llamado “Caso cifrado”, un presunto documento clasificado, recogido a principios de este mes por ‘The Intercept’, que recoge un mensaje del Departamento de Estado de EEUU, con fecha de marzo del año pasado, en el que Washington recomienda el cese de Jan, entonces primer ministro, por su postura neutral sobre la guerra de Ucrania.

Un mes después, Jan fue expulsado del poder en una moción de censura. El ya ex primer ministro denunció en ese momento una conspiración entre Estados Unidos, la oposición y el influyente Ejército del país para sacarle del cargo.