Las caídas de las bolsas de las últimas semanas no invitan al optimismo. Las incertidumbres crecen por momentos, y ahora China se ha sumado a la lista de problemas a tener en cuenta a la hora de invertir. Sin embargo, en Julius Baer aún tienen esperanzas, y aconsejan posicionarse al alza en renta variable.

“Seguimos creyendo que el mercado alcista secular sigue vivo y que los mercados subirán a finales de año tras el periodo estacionalmente débil de agosto a octubre“, comenta Mathieu Racheter, responsable de análisis estratégico de renta variable en el banco suizo.

Este experto comenta que, tras un “rendimiento estelar” durante los siete primeros meses de 2023, la renta variable de los mercados desarrollados “ha empezado a corregir en agosto”. La creciente preocupación por una recesión de los balances en China y el incesante aumento de los rendimientos de los bonos del Tesoro de EEUU han sido algunos de los “principales motores de las ventas masivas”, añade.

Racheter recuerda que desde Julius Baer han destacado en más de una ocasión que los mercados de renta variable “son vulnerables a una corrección a corto plazo, que sería un acontecimiento bienvenido para restablecer la salud del mercado”.

Es por ello que en la entidad no se muestran demasiado preocupados por las recientes caídas. Al contrario, siguen creyendo que “el mercado alcista secular sigue vivo y que los mercados subirán a finales de año tras el periodo estacionalmente débil de agosto a octubre”.

Y es que aunque la situación actual en China “parece sombría y puede afectar negativamente a las perspectivas de crecimiento de las economías occidentales”, los estrategas del banco ven “riesgos de contagio limitados para la renta variable de los mercados desarrollados, dado el cierre de las cuentas de capital en China”.

Sin olvidar, apunta Racheter, que la exposición directa de los mayores mercados de capitales del mundo (EEUU) a China es inferior al 5% (S&P 500). “De ahí que sea mucho más importante el contexto económico interno de EEUU, que sigue teniendo una base sólida“.

“Los indicadores adelantados han vuelto a repuntar recientemente, mientras que el proceso de desinflación sigue intacto, lo que permite a la Reserva Federal estadounidense concluir su ciclo de subidas“, apunta este analista, lo que en su opinión refuerza la visión de Julius Baer de un escenario de aterrizaje suave en EEUU. Es más, recuerda que la entidad ha rebajado recientemente las probabilidades de recesión en la primera economía del mundo del 50% al 30%.

APROVECHAR LAS CAÍDAS PARA COMPRAR

Racheter cree, además, que se ha alcanzado un “punto de inflexión en los beneficios”. En concreto, indica que las revisiones de beneficios han vuelto a ser positivas, especialmente en EEUU, tras haber permanecido en territorio negativo durante 14 meses. “Esto suele ir acompañado de rentabilidades positivas de la renta variable en los 6 a 12 meses siguientes“, detalla.

Así, con este contexto como telón de fondo, desde Julius Baer recomiendan “aprovechar los retrocesos temporales para aumentar la asignación a renta variable”. Desde una perspectiva regional, los estrategas del banco siguen prefiriendo la renta variable estadounidense a la europea, y se centran en valores de crecimiento de calidad, junto con algunos valores defensivos.

Eso sí, dicen que por ahora, su consejo es evitar los ‘proxies’ de China (empresas de EEUU y Europa con una elevada exposición de ventas a China) “hasta que se adopten medidas políticas más decisivas”.