La primera sesión de la legislatura, la de la constitución de la Mesa del Congreso este jueves, ha dejado varias imágenes para el recuerdo que se suman a los sonados memes del arranque de la legisltura. Varias de las escenas más reseñables las ha protagonizado Alberto Núñez Feijóo, que se ha estrenado como diputado por el Partido Popular y quien ha sido captado en algunos sorprendentes momentos.

No solo sus caras contrariadas al comprobar su soledad en el hemiciclo por el cambio de voto de Vox han saltado a todos los medios, también un inesperado gesto que ha tenido con Irene Montero e Ione Belarra ha chocado bastante en las redes. De hecho ha impresionado tanto que la ultraderecha ha cargado sin contemplaciones contra el líder popular por eso.

Feijóo, ‘pillado’ con Montero y Belarra

Día difícil para Feijóo el de este jueves. El presidente del Partido Popular ha llegado al Hemiciclo acompañado de su número dos, Cuca Gamarra, quien también ha experimentado una jornada complicada a la luz de la victoria de Francina Armengol para presidir la Mesa. Pero ya el jueves se le ha complicado al líder popular desde su entrada al Congreso, donde ha protagonizado un curioso momento.

Feijóo se ha sentado en su escaño, justo detrás de la bancada del Gobierno y, después de mantener una conversación con Gamarra, se ha levantado de su asiento con energía para pasarse a la fila de delante. Allí solo estaban dos personas, especialmente criticadas por la formación de las dos p azules: Irene Montero e Ione Belarra

En ese momento las dos dirigentes de Unidas Podemos eran las únicas ministras presentes en el Hemiciclo, por lo que todas las miradas estaban puestas sobre ellas. Hasta que se ha acercado Feijóo. Y es que el líder popular ha ido hacia las dos, ambas muy sonrientes, para saludarlas con una afectuosa mueca. A la ministra de Igualdad le ha dado la mano mientras a la titular de Derechos Sociales dos besos

Eso podría ser simplemente una muestra de la educación del dirigente de Génova 13, recién estrenado en la sala, pero lo que más ha chocado en las redes sociales han sido las expresiones de después. El presidente popular no solo las ha saludado sino que se ha quedado un rato charlando con las dos políticas e incluso ha tenido un acercamiento con Montero, a quien ha tocado el hombro en un momento dado.

La derecha, muy crítica por el gesto

Esta secuencia tan inesperada no ha sentado nada bien entre los seguidores del Partido Popular pero sobre todo entre los de la ultraderecha. Algunos periodicos de derechas, como OkDiario, han puesto el foco en que ha saludado “con efusividad” a dos “sueltavioladores” y “corruptoras de niños”, en referencia a la ley del solo sí es sí y de la ley trans.

“Feijóo dejó de lado su hasta ahora firme posición en relación a esta nefasta ley, de la que en su día dijo que provocaba ‘la desprotección de las niñas y mujeres’. Feijóo se puso a la cabeza de la modificación de esa ley, brindando el apoyo del PP para que la votación saliera adelante, dado el enconamiento de los diputados de Unidas Podemos liderados por Belarra y Montero en mantener el defectuoso texto original“, señalan.

Pero no han sido los únicos. Algunos usuarios de las redes sociales también han cargado con dureza contra Feijóo, e incluso con algunas confusiones. “Que tristeza ver a un Rajoy casi que suplicando a 2 delincuentes Irene Montero y su secuaz Belarra”, ha escrito uno en Twitter, ahora llamado X, cambiando el nombre real por el del expresidente del Gobierno, mientras otros apuntan a que “no es educación, es idiotez”.