Más de 30 agencias de la ONU y ONG internacionales y nacionales trabajan actualmente sobre el terreno

En torno a 1,2 millones de niños sufren desnutrición aguda severa en Etiopía, según datos de Naciones Unidas, siendo especialmente preocupante la situación en las regiones de Afar, Amhara, Oromia, Sidama, South West y Tigray.

“Tengo una actualización humanitaria bastante densa y sombría de Etiopía”, ha avanzado este viernes el portavoz del secretario general de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric.

Solo “en junio y julio, más de 26.000 madres y niños recibieron apoyo nutricional en Amhara y el sur de Oromia”, ha detallado el portavoz del organismo.

Además, “según las autoridades nacionales, hasta el 2 de agosto se han notificado más de 16.800 casos de cólera, incluidas 212 muertes relacionadas”. Por su parte, “la malaria, a 30 de julio, ha afectado a más de 1,7 millones de personas y se ha cobrado 200 vidas.

A este respecto, Dujarric ha señalado que hay más de 30 agencias de la ONU y ONG internacionales y nacionales “trabajando arduamente para combatir los efectos de la desnutrición, que sigue siendo una preocupación” en las mencionadas regiones.