El anuncio de compromiso de Máxima y Guillermo Alejandro parecía no llegar nunca. Tras la negativa del gobierno holandés de que el padre de la argentina asistiese a la boda, Máxima habló con su padre y acató las reglas.

Ahora llega el momento de anunciarlo a los ciudadanos holandeses. “Jamás habría imaginado que un día estaría aquí”, asegura Máxima, nerviosa, en neerlandés. La argentina lee su discurso frente a los medios, aquel que le dará la bienvenida oficial a su nueva vida.

“No quiero ignorar todo lo relacionado con mi padre”, advierte, condenando los crímenes y la represión argentina durante la época de la dictadura de Videla. Si bien Máxima se posiciona del lado de los detractores del régimen, aprovecha para salir en defensa de Jorge Zorreguieta. “Tenía las mejores intenciones y yo creo en él”, señala.

En su emotivo discurso, la química entre Máxima y Guillermo Alejandro es evidente. Vendrán momentos duros para los futuros reyes de los Países Bajos, pero los superarán juntos. ¡Bienvenida a tu nueva casa, Máxima!

Fuente